LOGOML

Ajuste de Cuenta

La política de "echar pa tras"

Como si la indecisión y las malas ideas se mezclaran para jugar un lastimoso partido cuyo perdedor es la audiencia, es la manera que se podría definir las acciones y actitudes de ciertos funcionarios.

No importa que periodo gubernamental se elija, esto es un mal arraigado en la mente de algunas personas, y se agudiza cuando estas asumen un puesto de poder.

Esto es algo interno, que no se enseña sino que uno hace crecer con su personalidad y duro de quitar.

ImprimirCorreo electrónico

El ejemplo es la mejor enseñanza

Decir algo y hacer lo opuesto es una actitud contradictoria y da pie a que ese comportamiento se replique en los demás.

Los padres como maestros son los modelos a seguir por los menores o por quienes esperan aprender algo de ese modelo. Pero ver a esa persona contradecirse en lo que dice y hace, es lastimoso y un mal ejemplo.

Debemos ser consecuentes con nuestras acciones y en especial con la lengua. No firme cheques no pueda cobrar en el futuro.

ImprimirCorreo electrónico

Decisiones inconsultas impopulares

Las decisiones inconsultas solo generan rechazo, en especial cuando éstas afectan a miles de personas.

Y se magnifican cuando es el gobierno su promotor. Solo dos ejemplos: el proyecto de revitalización del Parque Omar, de $35 millones, y el impopular aumento de las tarifas de servicios de la ATTT.

Ambas acciones que nadie pidió ni quería, pero parece que los gobernantes buscan la manera de “invertir” o sacar dinero para supuestamente hacer cosas en beneficio del pueblo, pero terminan irritándolo.

ImprimirCorreo electrónico

A apoyar más el voleibol

El voleibol nacional parece quedar fuera de las canchas. El poco apoyo estatal es irrisorio, si tomamos en cuenta las palabras de su máximo dirigente, el diputado Javier “Patacón” Ortega de que este año solo se le asignarán 100,000 dólares, pero se necesitan 350,000 dólares.

Los deportistas que se dedican a esta disciplina merecen todo el apoyo, tanto de la comunidad, la empresa privada y el gobierno, o simplemente nos quejaremos de que no se hace nada y por eso, ellos quedan en nada.

ImprimirCorreo electrónico

La aventura llamada Canajagua

Cada año, el parque Belisario Porras de Las Tablas es la voz de la provincia santeña de cara al resto del país. En aquellos parajes, donde el Carnaval impregna todo el quehacer, existe otra atracción, una que no necesita de veranos o alegorías.

A solo media hora, el Cerro Canajagua (830 m), en medio de una región con dominantes planicies, se antoja de geografía voluptuosa en su ascenso por carretera bien asfaltada, pero de pendientes retadoras.

Frescos caminos imprimen otra postal al de uso corriente. Llegar a su cima no puede más que satisfacer a los aventureros.

ImprimirCorreo electrónico

El miedo a la soledad

Personificada como una dama  de grises rasgos que se alimenta del silencio,  la soledad acompaña tanto al  joven como al adulto, aunque en su preferencia esté la longevidad. No es grata y se dice que bajo  su compañía no falta el  dolor, la miseria, la   depresión, la tristeza o la enfermedad.

Tampoco esto es concluyente. Junto a ella muchos han encontrado la sabiduría. Gabriel García Márquez, en un intento por reconciliarla con el ser humano, expresó: “El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad”.

ImprimirCorreo electrónico

Incómoda cura o el desplome

Posturas sentimentales y políticas se bifurcan al analizar el curso de La Estrella y El Siglo, diarios que con antagónicos grupos de lectura, se unen en la misión de informar. La despedida del impreso (los medios digitales continuarían funcionando) era inminente, pero cual historia fantasiosa, la noticia de la extensión de la licencia de operación se difundió durante el último día de su segundo permiso, lo que tampoco equivale a la continuidad del grupo editorial. Es, más bien, el último respiro antes del hallazgo de la incómoda cura o la invitación a presenciar otro hundimiento.

ImprimirCorreo electrónico

Muerte opaca al deporte

Cuando todo apuntaba al esfuerzo deportivo y la competitividad como festejo, la noche volteó la mirada a un hecho a luces prevenible, pues al tratarse de fuegos artificiales el riesgo y su control es prioridad frente el espectáculo que brinda la pirotecnia.

La lección, por desgracia, dejó la pérdida de una vida humana. El béisbol se jugó, sí, pero su esplendor, el de abrir el verano deportivo panameño cada año, se esfumó en el inicio de este 2017.

ImprimirCorreo electrónico

Cuando los años no bastan

Quien llega a la edad dorada tiene la sabiduría necesaria para ofrecer consejos. La imagen que nos remite a la cultura oriental, se desvanece entre aquellos funcionarios del gobierno que parecían contar con suficiente experiencia para dejar gestiones de altura.

En cambio, jóvenes autoridades acompañados de buen oído y mejor olfato se han impuesto. ¿Por qué? ¿Es más fácil hallar la sabiduría en el ocaso de la vida de una persona y no antes? ¿Vale más un veterano por el simple hecho que este ha chocado más veces con la piedra? La

ImprimirCorreo electrónico

Delirios en todo año creciente

Las tareas inconclusas saltan  de un año a otro con la confianza renovada en quien las dejó a un lado  y que ahora promete retomarlas con prontitud.Todo ello forma parte del  ritual.

Desde el laxo manejo de los últimos días del año hasta la energía con la que pretendemos arrancar uno nuevo, todavía libre de   decepciones. La palabra optimismo crece en  significado, mientras los planes fluyen sin esfuerzo.

Pero la fiebre bajará y las dificultades se ocuparán de ubicar delirio y posibilidad. Mientras esto no llegue, a pensar en grande.

ImprimirCorreo electrónico

Señuelos del hampa

Reducir factores de riesgo social para mitigar criminalidad potencial, patrones que asegura este gobierno seguir, no solo es lo más inteligente, sino también lo más económico a  plazo holgado, pues el mantenimiento de las  cárceles y el gasto para la renovación de cada flota policial no hace más que desviar millones de dólares que bien podrían recalar  en el sistema educativo.

Agua potable, educación inclusiva, vivienda digna, agenda deportiva y plazas laborales destruyen los señuelos dejados por el hampa. Sobre esto, queda mucho por hacer.

ImprimirCorreo electrónico

Sin fiscales para tantos corruptos

Ocupado con gruesos expedientes correspondientes a procesos legales de alto perfil, sobre el Ministerio Público  pesa ahora  un trabajo de proporciones inasimilables, consecuencia de una bomba de producción brasileña.

Si a eso le añadimos la tarea inconclusa de seguirle el rastro a los Papeles de Panamá y al FIFAgate, lo que tiene por delante esta institución será, o bien la suficiente carga para  perseguirlo  todo y no lograr  nada a su  vez, o el desafío indicado para demostrar aquella  fortaleza que muchos desconocemos de ella.

ImprimirCorreo electrónico

El estado policial en el Siglo 21

La idea de que la justicia está al servicio de la policía y no al revés tuvo en Michel Foucault a su principal pensador.

El filósofo francés rebajó lo jurídico, por considerarlo un trámite más  en  la legitimación de la fuerza normalizadora de la policía. “Un juez sirve para que la policía funcione”.

Ciertas democracias imperfectas del Siglo XXI evidencian parte de lo que decía Foucault. La justicia pasiva frente a un estado policial,  pacífico o represor,  determinante en el orden público, cuando todo indica que lo opuesto traza un mejor camino a la evolución de la sociedad.

ImprimirCorreo electrónico

Sin ventas no hay Navidad

La voracidad del hombre por consumir mueve una parte importante de la economía en las potencias mundiales y humea riqueza en sus grandes cadenas de almacenes, que resienten la actitud reflexiva del comprador frente a la compulsión reinante de la fecha.

Daríamos  una  lección a la próxima generación si   durante estas festividades, con el perdón de los vendedores, la ventas  bajaran en lo que respecta a los  bienes de lujo. Dudamos que ello, además,  lastime el espíritu navideño.

ImprimirCorreo electrónico

El efecto de la Navidad

La Navidad desprende sensaciones no siempre relacionadas con la cristiandad que fundamenta su origen. La espiritualidad  en la fecha es opcional.

Aquí, el reconocimiento colectivo de los valores que  construyen el  tejido social toma, por lo general, el lugar de la religión. Por ello, no es un rito más, sino el recordatorio de que en el tablero de nuestra vida un indicador marca índices bajos en generosidad y afecto.

Si el efecto navideño toca superficie, la lucecita roja de apaga, el indicador retoma su nivel y la marcha continúa en bienestar.

ImprimirCorreo electrónico

Negando el 20 de diciembre

La enseñanza escolar sobre  los momentos que dejaron cicatrices en la anatomía nacional se asume por natural en los países más desarrollados del mundo; no en Panamá, por supuesto, donde la negación, los tabués y los sesgos hacen nido.

Como si una niebla se apoderara del asunto, volviéndola impenetrable al debate oficial, la Invasión a Panamá reserva demasiadas páginas en blanco en los textos escolares, por lo que el desconocimiento sobre el profundo escozor de la fecha hereda con el  paso de años más ignorantes en el materia.

ImprimirCorreo electrónico

El cigarro murió en Panamá

A todas luces una ironía, las cajetas  de cigarrillo ilustraron con crudeza la macabra consecuencia de los que consumen el producto, sin advertir que el producto en sí sería la víctima final.

Luego de años reservando cada vez más espacios al oxígeno, Panamá se convirtió en el país con menos consumo de tabaco de Latinoamérica, lo que es tan importante como ocupar el cuarto lugar en la escala mundial.

Los honores por estos privilegiados puestos se los  reparten varios, sobresaliendo, por encima de todos ellos, la fuerza de voluntad del panameño.

ImprimirCorreo electrónico

Violencia, moneda de cambio

El hombre como lobo del hombre es una imagen  repetitiva. No precisa de conglomerados, ni siquiera de la presencia física para que deje ver su silueta.

Se dibuja tanto en un espacio libre con mujeres agrediéndose por un jamón o  en el ciberespacio, donde usuarios atacan a estas  por su comportamiento. Los hay ‘civilizados’, disparando desde torres de control y están  los que combaten  en medio del fuego.

Los ataques a los cuales nos referimos no van en defensa de la dignidad. Esta violencia verbal o física es la respuesta a quien se opone a nuestros métodos de hacer las cosas.

ImprimirCorreo electrónico

El deporte y su ala derechista

Acostumbrado a modelos que celebran la tradición y no así la evolución, el deporte y sus grandes ligas son monumento a los principios más conservadores de este mundo, tanto así como para compararlos con el ala más derechista de los partidos políticos.

Solo en los últimos años, apenas algunos tímidos intentos de integrar la tecnología al juego y de ampliar su gama de influencia en posturas progresistas -entre ellas el uso de marihuana y el cobijamiento de la diversidad sexual- develan el interés de quebrar la ortodoxia que por años dominó.

ImprimirCorreo electrónico

¿Colegios o fábricas de ocio?

Puesto el cerrojo del portón con la salida masiva tras el fin del año escolar, serán demasiados los que tendrán que volver con la llave para recuperar en verano el tiempo que desecharon durante 10 meses por indiferencia, apatía, ineptitud, rebeldía o un coctel entre todas las anteriores.

"Ningún sistema de educación puede ser mejor que la calidad de sus profesores", dice el estadístico alemán Andreas Schleicher, lo que extrapolado a Panamá, merece un análisis que explique porqué en el 2016 se rompió un récord de fracasos en planteles públicos.

ImprimirCorreo electrónico

Román coloreó su logro

En el tribunal dedicado a los juicios populares de turno, como la valoración al desempeño de un futbolista, jueces observan lo estrictamente deportivo, si una historia paralela no despierta la atención. Las conquistas con destellos literarios llevan ventaja sobre la victoria llana. Así, lo de Román Torres no pasaría desapercibido.

Entre la lesión que lo relegó 11 meses y su gol que significó el título, aquello enmarcado por la copa levantada en brazos, su imagen se cristalizó en un episodio memorable. Fue el color de la gesta y no solo un triunfo más lo que imperó.

ImprimirCorreo electrónico

No es el talento, es ambición

La palabra vale hoy mucho menos que en otra época, cuando se la valoró en altos términos. Su devaluación tiene que ver con la recurrente apatía frente al compromiso y el hábito de caminar de la mano de contravalores, sin ser marginado por ello.

Lo de El Nica fue el último tributo a la indiferencia, actitud repetitiva en deportistas que ascienden desde la marginalidad. Poco valió la promesa que dio, la de honrar al país con su actuación el fin de semana. Como otros casos, la grandeza de un panameños frenada por su corta visión, y no por falta de habilidad.

ImprimirCorreo electrónico

El Nica bajo los reflectores

Sobre un personaje deshonrado por la moralina que le cae a quien no entra en el manual de buen comportamiento, sobresale el boxeador panameño  más luminoso de la actualidad.

Su estilo potente lo promueve en audiencias voraces de nocauts explosivos.

Ahora, en el segundo capítulo de un ascenso postergado por dos buenos KO’s encajados en su propio semblante -esto le obligó a  repensar su  desobediencia en el ring, llega El Nica a Europa para demostrar a  grandes promotores que Panamá aún puede protagonizar atractivos carteles boxísticos.

ImprimirCorreo electrónico

Otro jab de Colón al deporte

Confirmando una de las cualidades por las que se le conoce a esta provincia, Colón volvió a cerrar el año con campeones en dos de los tres deportes más populares en Panamá.

Lo hizo también en el 2015, cuando  Correcaminos y Árabe Unido chocaron copas. Un años después,  poco ha cambiado cuando un par de aplausos y felicitaciones de ocasión volvieron a compensar lo que en su defecto trata de llenar el verdadero  vacío: sitios adecuados para practicar y entrenadores que superen en cantidad la materia prima de la cual se sirven.

Menos de eso, mejor ni ofrecerlo.

ImprimirCorreo electrónico

El discurso ha muerto otra vez

Marco Tulio Cicerón murió a manos de quienes consideraron sus habilidades oratorias más peligrosas que las armas más letales de la época.

Su cabeza cortada en la tribuna del Foro habla más de sus verdugos que los intereses de estos.

Hoy, razones distintas lapidan al buen orador. Ahogado el dirigente en su propia demagogia, el arte de dirigirse a una comunidad -que no de convencerla, trabajo este de la propaganda- se diluye en verbos vacíos de acciones y frases repetitivas.

Suficiente ya de discursos insípidos, vociferados por líderes de cartón.

ImprimirCorreo electrónico

El humor no tiene remedio

Las bromas se ocupan con astucia de rebajar la  tensión que suele afectar cada compromiso que asumimos como absoluto.

El humor no es siempre bienvenido. No lo es en un aula de clases, menos  en una reunión ejecutiva.

Con torpeza, rechazamos la chanza y cuando es demasiado tarde, le devolvemos al socarrón susceptibilidades sin gracia.

Lo gracioso se cuela en redes sociales y cuando es viral, hasta en  hechos se convierten.

No es de sorprenderse, por lo tanto, que el humor siga siendo una materia secundaria, lejos de estudiarla, solo para reirla.

ImprimirCorreo electrónico

Enseñar, cualidad y no oficio

El Nobel Richard Feynman tiene una solución.

Su método procura que quien lo aplique  sepa algo y no solo sepa el nombre de algo. Los pasos:  Escoger un concepto; enseñarlo como si a un niño nos dirigiéramos; retroceder e identificar los errores; finalmente, revisar y simplificar la lección.

Pero Feynman difícilmente encajaría en una aula nacional, cuando redoblar la intensidad  es la respuesta del educador  a la reticencia del estudiante.

Mientras caminar al margen de la ortodoxia siga siendo funambulismo para el docente, enseñar será un problema y no  una cualidad.

ImprimirCorreo electrónico

Papá, quiero ser deportista

De cuanta necesidad se antoja el mundo, así se extienden profesiones para satisfacerlas. Vendedores de té o ingenieros de drones, cada una, inspirando ideas entre sus especialistas.

Más conocidas, y arraigadas con el ejercicio de años, están deportistas y músicos, de gran  brillo por la categoría casi heroica que han alcanzado.

Las dos, también, de preferencia entre los soñadores, aunque sea pertinente señalar la distancia entre el niño que sueña con brillar  en esa estela y el adulto en el que se convertirá, el cual probablemente solo aspirará a un trabajo en el que  pueda “ganar bien”.

ImprimirCorreo electrónico

El amargo papel de la historia

Chapecoense no estaba en el vocabulario de Panamá. De hecho, el equipo brasileño corría  al encuentro con la historia para  ser presentada  y   reconocida  como uno de los grandes.

Lo que sucedió a continuación no correspondió al  curso natural. El lunes, fue la  historia, o su versión más siniestra, la que se abalanzó  sobre el club, proclamando finalmente su nombre en boca de millones bajo un amargo desenlace.

La tragedia que involucra al deportista guarda mayor resonancia por una lógica que parece  imponer esta y otras  nobles profesiones.

ImprimirCorreo electrónico

La burbuja que codicia el mundo

Las desproporciones se mofan de este mundo. Mientras ciertos rincones reciben durante una hora la cantidad de lluvia equivalente a la que necesitarían un mes, otros   suelos se  retuercen por  la ausencia de  agua. Imitando a la naturaleza, el hombre ha decidido crear sus propias sinrazones.

En manos del lanzador de Grandes Ligas Clayton Kershaw caen al año $32 millones en concepto de pago, es decir, 5200  veces el salario mínimo de un panameño al mes. La burbuja que brilla para algunos, desdeña a la mayoría.

El deporte, o más preciso sería decir, el espectáculo, uno de los grandes  privilegiados.

ImprimirCorreo electrónico

La radio no puede morir

Con sus  estridencias, falacias  y alaridos, las redes sociales y la televisión nos regalan un boleto para visitar otros medios informativos. Puede que la radio tampoco escape a estas acusaciones, pero mucho más es lo rescatable en ella.

Es su practicidad lo que permite a este canal ser escape veloz para el reencuentro con la coherencia y el respeto por la información.

Pierde la emisora que se subestime, sintiéndose intimidada por la maza de cadena en manos de la TV y el social media, porque, junto al periódico, es la radio la oportuna puerta de salida al teatro informativo.

ImprimirCorreo electrónico

De viaje con el estado

Los viajes al exterior bonifican al funcionariado público, pero como  ellos explican y ellos solo entienden, esto no se trata de placer, sino de inversión al estado.

Asimismo, a  cada escala  en la torre estatal le “merece” el nivel de lujo: ministro y diputado viajan en primera clase a Singapur; debajo, jefes departamentales y subdirectores lo hacen en clase económica a Perú.

Tampoco se trata de ignorar   cortesías de   países que deciden  correr con los gastos del invitado,  sino de limitar la cuota de viáticos, inflada en más casos qu

ImprimirCorreo electrónico

No todos los pasos son lentos

En condiciones de riesgo para el país, Pandeportes adelantó el paso el mismo día en el cual su colega Meduca dio uno hacia atrás, cuando decidió cancelar las clases después que los estudiantes ya habían pisado  los planteles.

No funcionan las excusas cuando se entrega a la tempestad a los incautos, aunque es muy claro que la primera medida de responsabilidad pesa sobre quien pone su vida en riesgo.

Tampoco es del todo objetable la difusión de material sin discriminación, pues a falta de información oficial, la informal juega de previsora.

ImprimirCorreo electrónico

Mujeres sin voz en el deporte

No es solo ruido en apoyo al movimiento social de turno. Es el descontento de muchas lo que lleva a objetar  el desbalance en el quehacer deportivo de las mujeres en Panamá.

La desigualdad en tiempos de reivindicación es aún más visible y mientras los hombres compiten bajo una organización estricta y formal, el otro género debe hacerlo remontando la improvisación.

Ellas conformaron la mitad de las representaciones por el país en los últimos Juegos Olímpicos y no importa si sea básquet o fútbol, el resultado igual: solo muestras de apoyo de consolación.

ImprimirCorreo electrónico

Netflix deportivo a la vista

Como es de esperarse, el deporte es uno de los primeros en  treparse  al coche de la  tecnología cuando ve la  oportunidad de expandir sus tentáculos.

La  NFL, por ejemplo, transmite partidos por Twitter y en su canal   RedZone, la cobertura multidimensional de cada anotación  entrega  un espectáculo audiovisual.  

En las artes marciales mixtas, la aplicación de la UFC ofrece el combate más esperado en alta definición desde un celular, claro, no sin antes un depósito económico.

Así, cuando menos los esperemos, el Netflix deportivo podría tocar la puerta.

ImprimirCorreo electrónico

Extranjeros al servicio del fútbol

El fútbol panameño ha conocido el rostro más benevolente en la apertura de nuestro territorio a los extranjeros.

El reflejo de estas virtudes se confirma  en los estrategas que por años han liderado a los equipos del país. Pocos  se inclinarían a debatir si un técnico nacional llevaría mejor las riendas de la selección mayor.

Por eso escapa este sector a las críticas rasantes sobre la política que permite a un inmigrante acceder a una plaza de trabajo, que no es lo mismo a  dejar el deporte al margen del debate, pues otros puntos sí serían cuestionables.

ImprimirCorreo electrónico

Decencia, nuestra marca

Cuando la FIFA calienta en el horno el castigo que le asestará a Honduras, y a los mexicanos se les etiqueta sin distinción  de buscapleitos, la afición panameña regala  una lección  de cómo disfrutar  un partido sin arriesgar la vida de terceros, evitando además las agresiones a los futbolistas, quienes, sea cual sea la circunstancia, poco hacen para incitar  estos desenfrenos.

Salvo algunos guiños a  Trump y uno que otro ebrio maleducado, Panamá volvió a exhibir atributos que muchos países celan: tolerancia y decencia sobre ánimos agitados

ImprimirCorreo electrónico

Por qué no ganar los diez

Son diez partidos los que tendrá que jugar Panamá a partir de hoy y nada impide que la selección los gane todos.

Los pronosticadores disfrutan revolviendo la pizarra antes que los jugadores hagan  lo suyo. Es un trabajo de rutina. Pero en Concacaf, y en esta fase Hexagonal, el asunto se complica.

Estados Unidos es el equipo más ordenado y eso le da  apenas una opción mínima. Entre los otros el cerco es chico,  con atributos y defectos en proporciones similares.

Panamá llega al ruedo en  una  de sus mejores  versiones. Puntos todos a favor.

ImprimirCorreo electrónico

Limpian parte del Comité

Asistir a la renovación de la mitad de la dirigencia del Comité Olímpico de Panamá, incluida la adición en su directiva de un medallista olímpico, no puede sino verse con buenos ojos en un organismo en el cual demasiados años de siniestras acciones le desfiguraron el rostro hasta desconocimiento de sus funciones. El nuevo presidente, reelecto no sin controversia previa, si en realidad aspira a dejar un legado, deberá acercarse a enemigos y socios, al estado y a la empresa privada, y convencer a todos de la intención que abandera su organización.

MARIO LARA
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @mlarapty
Instagram: mariolarapma

ImprimirCorreo electrónico

Víctor Raúl Vásquez

Si los mensajes que acompañan la noticia de la muerte de una persona coinciden en el más alto aprecio y respeto a su trayectoria y a quien fuera como ser humano, entonces el peso de lo que deja, es decir, su herencia y lo que representó, debe ser preservado. Su estilo, su conocimiento; lo que creó o concibió antes que otros, o lo que simplemente mejoró, es motivo de estudio no solo en un periodista como Víctor Raúl Vásquez, sino en todo aquel panameño que trascienda el pequeño lugar que le correspondió en este inmenso mundo.

MARIO LARA
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @mlarapty
Instagram: mariolarapma

ImprimirCorreo electrónico

Cómo pervertir elecciones

Esperar integridad en una elección en Panamá es mucho pedir, sin importar el plano correspondiente. Escoger al gobernante del país, a uno de los 71 diputados o al presidente del Comité Olímpico, conlleva alboroto y un zafarrancho en los límites de las normas electorales.

Que el presidente del COP olvide un requisito para su postulación, y sea la federación que rige su esposa el medio para salir del embrollo, o que un candidato deba dinero al Comité Internacional, son mensajes equivocados sobre la ética que deben mostrar los aspirantes.

MARIO LARA
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @mlarapty
Instagram: mariolarapma

ImprimirCorreo electrónico

Saladino y Edward, unidos

Comparten la capacidad de preservar sus talentos, nadando a contracorriente entre las carencias que suele hallar quien emprende una carrera en el atletismo nacional. Compartieron más tarde un escenario olímpico, el de Londres 2010, cuando ambos además compartieron decepciones de sus resultados en aquella cita. Esta semana preparan juntos una clínica para los chicos. Será la primera asociación entre ambos, justo cuando la dirigencia del deporte que representan pasa por uno de sus peores momentos. Está claro, el atletismo los necesita.

ImprimirCorreo electrónico

Malsana versión de Durán

¿Quién eres tú para juzgar al mejor deportista en la historia de Panamá? Sobre la premisa equivocada se mal entiende que quien fue extraordinario en un campo tiene licencia para atropellos en otros.

Por esto, reprobar a Roberto Durán cuando celebra cómo gastó $300,000 mil en una fiesta o su insistencia en salir con una ametralladora, borracho, a defender a Noriega en la Invasión, podría ser una invitación a un intercambio de reproches.

Toda persona idealizada arrastra intolerancia entre quienes se pelean por socorrerlo. Con ellos, poco que argumentar.

ImprimirCorreo electrónico

Ciclismo y el gran salto

"Hasta el mismísimo presidente Santos está pendiente de las victorias". Esta fue la expresión del director del Tour de Francia al visitar esta semana Colombia y comprobar la pasión que el ciclismo inspira allí.

Mientras, el país vecino, desarrolla el Tour de Panamá, una propuesta interesante para inventariar nuestra joven caballería, la cual precisará de una fuerte apuesta en su seguimiento, porqué no en Colombia, donde los circuitos son más exigentes y este deporte una institución.

Es necesario que nuestros ciclistas aspiren más allá de una competencia local.

ImprimirCorreo electrónico