¿Subsidios acaban con el buen juicio?

Hace unos días leía una noticia que aseguraba: “Los suizos rechazan recibir un plan social sin trabajar”. Me llamó la atención y decidí buscar más información para ver de qué se trataba. Resulta que en ese país hicieron un referendo el año pasado, en que los gobernantes proponían una mensualidad de 2.533 dólares para adultos y 634 dólares para menores de edad.

En la consulta ciudadana, cuatro de cinco personas votaron que no, se rehusaron a recibir fondos sin hacer nada. La gente que se le consultó explicaba que esa “paga” fomentaba la vagancia y no el esfuerzo que se debe tener para salir adelante.

Me pregunto qué pensarían mis coterráneos si en nuestro país se propusiera algo similar, qué habrían respondido los “panameñitos vida mía”. Imagino que la respuesta es obvia, por la cantidad de personas que actualmente reciben un subsidio y que cierran las calles exigiendo que les resuelvan hasta el mínimo problema que tienen en sus hogares.

Con el pasar de los años hemos visto como se ha desvirtuado esta “ayuda” y algunas personas la utilizan para adquirir cualquier otro bien que no sea indispensable.
Menores embarazadas, jóvenes que delinquen, estudiantes de escuelas públicas que con tan solo llegar al “3.0 pela’o” tienen derecho a una beca universal y si el maestro no les regala el ansiado punto, entonces van los padres de familia a pegarle al docente porque “le dejaron al hijo”. ¿A dónde vamos a parar como sociedad? ¿En dónde quedó eso de no les des el pescado, enséñales a pescar?

Sí, hay algunos políticos que consideran que tener al pueblo contento, con muchas ayudas sociales, es lo mejor para que en los próximos periodos esa gente vote por ellos; pero también hay que tener dos dedos de frente y ser responsables de nuestros actos sociales.

Cómo un padre que no trabaja y recibe una contribución puede exigirle a sus hijos que estudien para que sean alguien en la vida, deberían dar el ejemplo y seguir los pasos de los suizos que rechazaron esa oferta que promovía la holgazanería. ¡Ah!, pero como aquí impera la mal llamada práctica del juega vivo, si no lo aceptas eres un ‘pendejo’. Necesitamos cambiar, hay que leer, documentarse y no estar solo metidos en nuestra burbuja.

Eso de tirar a la basura un juego de enciclopedia completa, como mostró un locutor de radio, demuestra cuál es nuestra idiosincrasia. Preferimos ver programas sin sentido que leer un buen libro.

ImprimirCorreo electrónico

Más en opinión

Híbridos políticos

-Eduardo Reyes Vargas

“Un híbrido  es el organismo vivo animal o vegetal procedente del cruce de dos organismos por la reproducción sexual de razas, especies o subespecies distintas, o de alguna o más cualidades diferentes”.

En Panamá y parece que mundialmente se ha producido un  hibrido político. Presenta características muy diferentes al político  original, serio, honesto y responsable. Hace ya unas décadas post...

¿El panameño no lee?

-Yalena Ortiz

Es una famosa frase que muchos toman como estandarte o escudo para justificar la forma de actuar de los nacionales.  Desde escritores hasta gobernantes toman como real esta premisa, pero se tiene que analizar.

Empecemos por lo que hace el mundo literario por acrecentar el número de lectores. Solo en septiembre, para la feria del libro, se escuchan promociones o...

El ocio, la madre de todos los vicios

-María Teresa Patiño Amor


Con el reciente asesinato de un afamado futbolista sale a la palestra el tema de la proliferación de armas en nuestro medio. Así como con el video de detenidos mostrando su arsenal dentro de un penal.

La ociosidad camina con lentitud, por eso todos los vicios la alcanzan, decía San Agustín. Muchos de los problemas con esa juventud violenta...

Controle su estrés

-Karoline Santana


Levantarse de la cama con una mentalidad positiva puede durar pocas horas para algunos, pues al salir a la calle y ver a tantas personas expresando su negativismo, podría amargarle el día a cualquiera.

Es momento que los panameños tomemos con calma los problemas y empecemos a practicar algún deporte para descargar energías, porque podríamos padecer de presión alta...

La importancia del periodista

-Miguel Antonio Espino Perigault

Las profesiones, oficios y tareas que emprende el hombre en la sociedad democrática son tanto más importantes cuanto mayor es su aportación al bien común, entendido como el fin del estado y del derecho, según el legado del cristianismo a la cultura occidental.

No entendido según el liberalismo, el socialismo o la cultura de género, que los supera en maldad...

Comer a deshoras y salud

-Eduardo Reyes Vargas

Desde pequeño escuchábamos a nuestros antepasados criticar las comidas a deshoras. Una de las consecuencias que atribuían al mal hábito era la producción de úlceras estomacales.

La ciencia con más herramientas estudia como los ritmos circadianos en nuestro organismo influyen en la salud o la enfermedad. Los ritmos circadianos son oscilaciones de las variables biológicas en intervalos regulares de tiempo.

Recientemente...

Medicamentos ¡Qué desastre!

-Rose Marie Tapia

Desde hace 8 meses Lopresor está agotado, No tiene similar. ¿Registro sanitario o intereses oscuros? Tiene 25 años en el mercado. El paciente debe soportar su enfermedad y la angustia del medicamento agotado.

Ahora he tenido que tomar el medicamento anterior Inderal que me provoca el síndrome de Raynaud. No sé si es incapacidad o negligencia, el resultado es el...

Un Nuevo Pacto Social es Necesario en Panamá

-Cristóbal Silva

Se hace cada día mas evidente la necesidad de entrar en nuevo proceso constituyente en nuestro país. La corrupción en la gestión de gobierno avanza, el clientelismo ahora se práctica por las autoridades de gobierno a diestra y siniestra, el Estado de Derecho ha colapsado totalmente, los ciudadanos ya temen por sus bienes y vidas en virtud de la...