LOGOML

Varela insta a comunidad internacional a replantear mejor políticas migratorias

 

Panamá apoya plenamente la Declaración de Nueva York para los refugiados y migrantes. En esta declaración, los jefes de Estado y de Gobierno prometen que protegerán a cabalidad los derechos humanos de todos los refugiados y migrantes, sin importar su estatus y que respetarán las normas internacionales vigentes en ese ámbito y expresan su solidaridad con los millones de personas que se han visto obligadas a dejar sus hogares y reconocen los riesgos a los que se enfrentan.

El presidente Juan C. Varela enfatizó que el país se encuentra comprometido con la aplicación cierta y efectiva del derecho internacional en materia de derechos humanos y protección de migrantes y refugiados, según sea el caso.

Por ello, dijo Varela, su administración apoya los esfuerzos nacionales, regionales y multilaterales que garanticen la protección de cada ser humano que sea parte de pequeños o de grandes desplazamientos de migrantes y refugiados, procedentes de diferentes partes del mundo, incluyendo el continente americano.

El mandatario expresó que los movimientos de migrantes y personas en búsqueda de refugio, ocurren en medio de situaciones con profundas connotaciones humanitarias, sociales, políticas, económicas y de seguridad, que afectan en forma directa a los Estados involucrados.

Varela reiteró que Panamá, como un país de tránsito, aplica todas las normas internacionales en el tratamiento de migrantes o refugiados, es necesario fortalecer la noción de responsabilidad compartida de los países involucrados, para garantizar las condiciones adecuadas para la protección de estas personas, en especial de aquellas con mayor grado de vulnerabilidad.

ImprimirCorreo electrónico