Escrito por el

 


Miembros de la sociedad civil y especialistas en temas de seguridad pública dudan de la efectividad del proyecto implementado por la administración de Juan Carlos Varela, Barrios Seguros, pues alegan que se hacen una inversión sin sustento.

“Se trata de botar dinero, pues las personas involucradas en el delito de pandillerismo no salen por 50 dólares. Además, sería bueno saber cómo los jóvenes que integran este programa se han gastado ese bono que le otorga el gobierno”, aseveró José Raúl Mulino, exministro de Seguridad Pública.

De igual forma, Mulino recalcó que “es una iniciativa improvisada que no tiene una programación y que la opinión pública no cree en los resultados positivos que divulgó el Ministerio de Seguridad”.

La desconfianza sobre este plan surge luego que las autoridades de los estamentos de seguridad inicial a divulgar información y estadísticas sobre disminución en las criminalidad en el país, mientras que, diariamente la ciudadanía percibe más inseguridad.

Este medio intentó obtener algún informe sobre inversión presupuestaria, índices de reincidencia en el delito de los participantes, entre otros datos solicitados a través de la oficina de Relaciones Públicas del Minseg, pero al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

Este proyecto preventivo está en vigencia desde julio de 2014 e integran a más de mil expandilleros al mercado laboral para ejercer en el campo de la albañilería, cálculos de materiales, plomería y electricidad, entre otros. Este programa forma parte del plan del gobierno de Varela que tiene como finalidad conceder amnistía a los jóvenes que incurren en el pandillerismo bajo tratamiento psicológico y otras capacitaciones.

Actualmente, Barrios Seguros mantiene a 3 mil 688 integrantes, según datos de Probaseg. Hay 131 centros de formación en Panamá centro, Panamá Este, Panamá Oeste, San Miguelito, y las provincias de Colón, Coclé, Veraguas; Chiriquí y Bocas del Toro.

¿Qué es Barrios Seguros?
El Programa Barrios Seguros empezó en julio de 2014 con el objetivo conceder amnistía a los pandilleros que se desarmen y someterlos a un periodo de capacitación y tratamientos psicológicos para sacarlos de la incursión de este delito.

En la actualidad este proyecto estatal se desarrolla en las provincias de Panamá, Panamá Oeste, Colón, Coclé, Veraguas, Chiriquí y Bocas del Toro, donde se han abierto 127 grupos en todo el país. Esta iniciativa estatal busca disminuir los índices de criminalidad y garantizar a la ciudadanía su seguridad.

Reinelda C. Álvarez
ralvarez@metrolibre.com
Twitter: @ReineldaAlvarez
Instagram: @ReineldaAlvarezO