Parlatino pide acabar con los prejuicios de la migración y verla como riqueza

DB5oHD5VoAE889s

EFE | El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino) pidió hoy a los países de la región acabar con los prejuicios que rodean a la migración, dejar de mirar a los migrantes como si fueran un problema y reconocer que estos son fuentes de riqueza.

"Los migrantes generan riqueza en los países a los que llegan. El 15 % de los ingresos de los migrantes tienen como destino sus países de origen (remesas), mientras que el 85 % restante se queda en las economías donde ellos están trabajando", indicó la presidenta del Parlatino, Blanca Alcalá, citando datos de la ONU. Estas cifras, apuntó Alcalá en declaraciones a los periodistas, deben "convencer a los gobiernos para que les den a los migrantes el lugar que merecen".

"Todos los países del mundo de alguna manera somos países migrantes, esta es otra de las grandes realidades que necesitamos todos reconocer", añadió la senadora mexicana, tras la inauguración de la XXXIII Asamblea General del ente regional, que este año se centrará en los movimientos migratorios de Latinoamérica. Actualmente cerca de 240 millones de personas residen en países distintos a los de su nacimiento, de los cuales 28,5 millones son latinoamericanos, lo que equivale al 4 % de la población regional, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El cofacilitador de la ONU en las consultas y negociaciones intergubernamentales para el pacto mundial sobre migración que se espera firmar en 2018, Juan José Gómez, dijo que los migrantes repartidos por el mundo representan el 9,4 % del producto interno bruto (PIB) mundial, es decir, 6,3 trillones de dólares al año. "Si los trabajadores migrantes estuvieran mejor integrados económica, política y socialmente no solo sus derechos humanos estarían protegidos, sino que podrían contribuir con un trillón de dólares más a la economía global", aseguró Gómez.

En septiembre de 2016, durante la última Asamblea General de las Naciones Unidas, los países acordaron trabajar para aprobar en 2018 un pacto mundial que fomente una migración segura, regular y ordenada. El Parlatino, cuya sede permanente se encuentra en la capital panameña, decidió centrar su XXXIII Asamblea General en la temática de la migración e invitó a su inauguración al activista indio y premio nobel de la Paz 2014 Kailash Satyarthi para poner de relieve los vínculos entre la migración y el trabajo infantil.

"La migración y la trata están interconectadas y no existe una línea clara que las separe, por eso es muy importante abordar estos problemas desde una visión holística", manifestó Satyarthi. El activista indio, que recibió en 2014 el galardón por su lucha contra el trabajo infantil, preside la ONG Bachpan Bachao Andolan (BBA, Movimiento para Salvar la Infancia), y desde los años 1990 ha liberado a más de 80.000 niños esclavizados.

 

Imprimir Correo electrónico