Escrito por el

EFE | Las autoridades panameñas dijeron hoy a Acan-Efe que descartan encontrar con vida a los dos venezolanos que viajaban en un helicóptero que se hundió hace una semana en el Pacífico y del que solo se ha podido recuperar su flotador.

"No hay esperanzas de encontrarles con vida, aunque siempre existen los milagros. La evidencia nos indica que fue un impacto muy fuerte", reconoció hoy el director general de la Autoridad Aeronáutica Civil de Panamá, Alfredo Fonseca Mora.

El helicóptero despegó el lunes pasado del buque atunero Don Ramón y debía aterrizar horas después en el aeropuerto de David, capital de la provincia occidental de Chiriquí, pero se estrelló contra el mar por las malas condiciones meteorológicas, según la hipótesis que baraja la institución panameña.

En el aparato viajaban el piloto José Joel Rivas, de 38 años, y el mecánico de la aeronave Luis Alejandro Parabavidez, de 58 años, dos personas con "amplia experiencia" en el manejo de helicópteros, indicó Fonseca Mora.

"La búsqueda por aire se suspendió después de las primeras 92 horas. Lo que tenemos ahora es un operativo de búsqueda pasiva. Emitimos boletines para avisar a los puestos de pescadores de que tienen que notificar cualquier cosa que encuentren en el mar o que llegue a las playas", explicó el director.

El único resto que ha aparecido hasta ahora es uno de los flotadores del aparato, lo que empuja a las autoridades a pensar que el helicóptero se encuentra hundido y "no se va a poder recuperar", ya que el área donde ocurrió el accidente es una de las más profundas del Pacífico panameño y el Estado "no dispone de equipos" para realizar inmersiones tan profundas, precisó Fonseca Mora.