Escrito por el

EFE | Obispos de la iglesia católica de Panamá expresaron hoy su apoyo y respaldo a las víctimas que se han visto afectadas por el paso del huracán Otto, que ya ha ocasionado la muerte de 3 personas y cientos de damnificados en distintas zonas del país centroamericano.

"Urgimos a nuestras parroquias a que abran sus puertas a fin de acoger a los damnificados y atender las necesidades más urgentes, para atenuar el drama que han sufrido en el espíritu de la solidaridad y la caridad cristiana", afirmó el comunicado de la Conferencia Episcopal Panameña.

Los obispos también manifestaron su solidaridad a través de las plegarias a Dios por los fallecidos y sus familiares; así como a los damnificados que perdieron sus casas.

Los purpurados exhortaron a los panameños a unirse en oración sin diferencias religiosas, para suplicar por alivio en medio de la angustia a fin de encontrar la paz y esperanza.

El país amaneció hoy en calma, aunque con vientos de hasta 80 kilómetros por hora en la costa del Caribe, debido al alejamiento de la ahora tormenta tropical Otto, que se desplaza hacia Nicaragua debilitado, informaron fuentes oficiales.