LOGOML

Carta de Quiel a Noriega es considerada una burla por familia de asesinados en Masacre de Albrook

Al cumplirse 27 años de la Masacre de Albrook sale a relucir una carta del excapitán y director de la Escuela de Hombres Rana de las antiguas Fuerzas de Defensa de Panamá, cuando el país estaba al mando de Manuel Antonio Noriega, escrito que es considerado “show mediático” por parte de la víctimas de aquel 3 de octubre.

Una carta de Quiel fechada del 28 de septiembre y dirigida a Noriega, le exige al mismo “que diga la verdad” sobre lo acontecido en Albrook.

Entre otras cosas Quiel pide que el “ex hombre fuerte de Panamá” que indique que cuando ocurrió el asesinato él (Quiel) ya no estaba en las inmediaciones de Albrook.

En un vídeo en el que Quiel se hace llamar “perseguido político” expresa que él paga un precio que n le corresponde, ya que según sus propias palabras no participó de la masacre, ya que una vez aprehendidos un grupo de oficiales que intentaron derrocar a Noriega, recibió la orden de entregarlos el grupo “Macho de Monte”.

Con esto Quiel, quiere indicar que “no tuvo la culpa” de dicha masacre. “Señor Noriega hable”, exigió.

Familiares

El exmilitar quien está en Costa Rica, mantiene pendiente una condena de 20 años de cárcel por homicidio y privación de libertad por la muerte de nueve personas que, el 3 de octubre de 1989, se levantaron en armas con la intención de derrocar a Noriega.

Ante esto los familiares de los asesinados, señalan las declaraciones de Quiel como “cantinfladas”; fue una de las palabras de Gisella Bonilla, viuda del Teniente Jorge Bonilla.

La viuda expresó en TVN que se considera la carta como una burla y show mediático ya que quiere ganar protagonismo. “Señor usted cargó cuerpos y sabemos que estuvo ahí… Noriega que tiene que decir si todos saben que él daba las órdenes”, indicó.

En el transcurso de la mañana el abogado Justino González se dirigió a la cárcel El Renacer donde Noriega está recluido, sin embargo no pasó de la garita, ya que el exdictador indicó que no recibiría ninguna carta.

“Para cerrar esos episodios se requiere de la verdad” indicó González y agregó que Quiel no puede decir nombres ya que cerca del medio día de ese día abandonó el cuartel y el fusilamiento fue cerca de las cuatro de la tarde.

Información: Delvin Castillo/Humberto Rueda

ImprimirCorreo electrónico