Escrito por el

EFE| El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, explicó hoy a varios congresistas y senadores de EEUU los detalles del nuevo acuerdo de paz alcanzado con las FARC, quienes acogieron de manera "positiva" ese texto. "Hemos tenido unas reuniones muy productivas, muy interesantes, con diferentes congresistas. Empezamos con un grupo de representantes de ambos partidos y luego nos entrevistamos con el presidente y el vicepresidente del Comité de Asuntos Exteriores del Senado, y luego con un grupo importante de senadores republicanos", explicó el mandatario a la prensa a la salida del Legislativo.

Santos indicó haber relatado a los legisladores las conversaciones y diálogos de las últimas semanas que su Gobierno ha llevado a cabo con los distintos promotores del 'no' al acuerdo "para escuchar todas sus quejas, sus preocupaciones y sus propuestas". El mandatario colombiano reconoció ante los congresistas estadounidenses que el acuerdo actual "es mucho mejor" que el anterior, rechazado en referéndum el 2 de octubre, y que además tiene un ánimo unificador dentro del país. "Muchos de los sectores cristianos que se habían opuesto al acuerdo hoy están diciendo que lo que quedó en el nuevo acuerdo los satisface plenamente", afirmó el presidente. "Los militares retirados dijeron que lo que está en el nuevo acuerdo a ellos los satisface, muchos de los empresarios con los que nos hemos reunido. En fin, muchos de estos sectores que fueron parte de este diálogo se han manifestado a favor", agregó. Aunque reconoció que aún el partido Centro Democrático, liderado por el expresidente Álvaro Uribe y principal promotor del "no" al acuerdo, no se ha pronunciado sobre el nuevo texto, Santos reiteró que el resto de agrupaciones políticas representadas en el Congreso sí lo han hecho, y a su favor.

El presidente pidió así a los congresistas estadounidenses que aprueben cuanto antes los fondos que solicitó el presidente de EEUU, Barack Obama, para el programa Paz Colombia, que ascienden a 450 millones de dólares. Según indicó el mandatario, uno de los asuntos que más preocupan a los legisladores es la lucha contra los cultivos ilícitos, asunto sobre el cual el nuevo acuerdo contiene "una solución estructural" del problema, la cual también explicó a los congresistas. Tras los distintos encuentros, el presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, el senador Bob Corker, se mostró satisfecho por la conversación mantenida con Santos y aplaudió que su Gobierno haya logrado un acuerdo "más fuerte". "El acuerdo es un mejor acuerdo, y de él ha surgido la oportunidad para el país de avanzar de un modo más unificado", dijo Corker a los periodistas. "Al final, Colombia va a continuar teniendo el apoyo del Congreso (de EEUU), y (Santos) ha tenido ya una buena conversación con el presidente electo (Donald) Trump este viernes, así que estoy feliz de que el pueblo de Colombia haya logrado un mucho mejor acuerdo", agregó el senador. El Congreso de Estados Unidos aún no ha aprobado los presupuestos para el siguiente año fiscal, donde se contemplaría la dotación del plan Paz Colombia para el postconflicto colombiano.

Respecto al mecanismo de refrendación del nuevo acuerdo, Santos evitó especular aún sobre cuál será, a la espera de escuchar a los distintos sectores sociales. El jefe de Estado colombiano se reunió con los congresistas en el marco de su visita a Washington, adonde llegó el miércoles y fue galardonado con el Premio al Liderazgo en las Américas por su búsqueda de la paz en Colombia, un reconocimiento otorgado anualmente por el centro de estudios Diálogo Interamericano. Santos se verá hoy con el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, en una cena privada en la residencia del embajador colombiano en la capital estadounidense. Asimismo, tiene previsto acudir a la clínica John Hopkins, en la vecina ciudad de Baltimore (Maryland), para hacerse nuevos chequeos médicos a petición de los doctores que le hacen seguimiento del cáncer de próstata que sufrió en 2012.