LOGOML

Obama advierte que no ratificar el TPP perjudicaría los intereses de EE.UU

 

EFE| El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó hoy que no impulsar la ratificación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), criticado duramente por su sucesor a partir de enero, Donald Trump, es perjudicial para los intereses de Washington.

El TPP es un "punto positivo" para la economía y los trabajadores estadounidenses, añadió. "Si no fuera ratificado, se socavaría la posición del país en la región y se reduciría su capacidad de establecer redes comerciales", alertó el mandatario estadounidense en la rueda de prensa que ofreció al término de la Cumbre de Líderes del APEC en Lima. Obama reiteró su "compromiso" con el pacto suscrito en enero pasado por doce países (entre ellos, Estados Unidos, Japón, Canadá y México) y que ahora debe ser ratificado por los respectivos parlamentos para su entrada en vigor.

Aprovechando la Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) que se desarrolló este fin de semana en Lima, Obama convocó el sábado una reunión con los firmantes del TPP. En el encuentro, los socios acordaron trabajar juntos para seguir impulsando el acuerdo, pese a las dudas que se ciernen sobre su futuro tras el triunfo de Trump en las elecciones presidenciales de EE.UU del pasado día 8. "En la reunión que tuve ayer con mis colegas del TPP reafirmamos nuestro compromiso con un acuerdo que tiene altos niveles para proteger a los trabajadores, el medio ambiente, la propiedad intelectual y los derechos humanos", destacó Obama. "Nuestros socios aclararon muy bien que quieren seguir adelante con el TPP y que preferentemente les gustaría hacerlo con los Estados Unidos", dijo el mandatario en la conferencia de prensa con la que cerró la última gira internacional de su presidencia.

En la reunión celebrada a instancia del gobernante estadounidense, los socios del TPP dieron un espaldarazo al acuerdo. "Queremos seguir avanzando hacia la ratificación del TPP en todos nuestros países (...), todos nosotros creemos en el libre comercio y que una economía abierta es beneficiosa y positiva para nuestros países", declaró la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, a la salida de la reunión. El TPP prevé un periodo de dos años para su ratificación por los respectivos parlamentos, pero para su entrada en vigor requiere que los firmantes representen, al menos, el 85 % del PIB del bloque. Ello hace que sea imposible su avance si no está respaldado por las economías más poderosas, Japón y EE.UU, por lo que en algunos ámbitos ya se han empezado a barajar alternativas. A ello se refirió Obama cuando comentó hoy que "también se está hablando de acuerdos comerciales no tan ambiciosos, con menos protección para los trabajadores y el medio ambiente". "Ese tipo de acuerdos obviamente excluiría a los trabajadores y a las empresas estadounidenses del acceso a esos mercados", advirtió.

Las dudas sobre la ratificación del TPP por parte de EE.UU, obedecen a la advertencia hecha por Trump durante la campaña electoral de bloquear el pacto si era elegido. A pesar de ello, los países firmantes decidieron el sábado seguir adelante. Según la presidenta chilena, el encuentro con Obama sirvió para ratificar las convicciones de los socios del TPP. "El libre comercio ha significado poder tener crecimiento económico, generación de empleo, reducción de la pobreza y más desarrollo", destacó la mandataria. Bachelet reveló que en la reunión con Obama se habló también de la hostilidad de Trump hacia el TPP, pero puntualizó que "en las campañas a veces se dicen unas cosas y se después se hacen otras".

ImprimirCorreo electrónico