Escrito por el

EFE| La próxima primera dama de EE.UU., Melania Trump, no va a mudarse por ahora a la Casa Blanca, sino que permanecerá en Nueva York hasta que su hijo Barron termine el curso escolar, según confirmó hoy el presidente electo, Donald Trump.

Barron, de 10 años, estudia en un colegio privado de Manhattan y la familia no quiere hacerle cambiar de centro en mitad del año académico, según adelantaba hoy el diario New York Post. Trump, preguntado al respecto, dijo que él se mudará a Washington y que su mujer y su hijo pequeño lo acompañarán "muy pronto", cuando este "termine la escuela" el año próximo, algo que habitualmente ocurre a finales de la primavera o principios del verano. El mandatario electo atendió brevemente a los periodistas en la localidad de Bedminster, Nueva Jersey, donde está manteniendo este fin de semana reuniones con aspirantes a formar parte de su Gobierno.

Antes de que Trump confirmara el plan de su familia, un portavoz de su equipo había explicado que "obviamente hay una sensibilidad" sobre cambiar de escuela a un niño de 10 años en mitad del curso. Según una de las fuentes citadas por el Post, "la campaña ha sido difícil para Barron" y su madre quiere "limitar las perturbaciones al mínimo". Así, durante los próximos meses Melania y Barron seguirán viviendo en la Torre Trump de Manhattan. El edificio, situado en plena Quinta avenida, ha seguido funcionando como cuartel general de Trump desde la elección, aunque la mayor parte de la actividad política se trasladará a Washington una vez que el presidente electo asuma el cargo en enero.

Mientras la primera dama y su hijo continúen viviendo en Nueva York, se espera que estén acompañados de un importante dispositivo de seguridad.