Le Pen y Macron figuran como favoritos en los sondeos para la presidencia francesa


Los sondeos divulgados durante estos últimos meses en Francia han puesto de manifiesto la evolución del apoyo a los distintos candidatos y los efectos que los sucesivos golpes y escándalos han tenido en sus respectivas intenciones de voto, de cara a unas elecciones presidenciales en las que hasta cuatro líderes tienen opciones.

Las encuestas coinciden en señalar como favoritos a la ultraderechista Marine Le Pen y el centrista Emmanuel Macron, que se jugarían la victoria final el 7 de mayo. La líder del Frente Nacional ha figurado en cabeza casi toda la carrera, mientras que el exministro de Economía ha ido en constante crecimiento desde principios de año.
El candidato de Los Republicanos, François Fillon, ha logrado no despegarse demasiado pese a ser imputado por un escándalo de supuestos empleos ficticios y figura tercero, con opciones de pasar a segunda vuelta.

En cuarta posición aparece un emergente Jean-Luc Melenchon, disparado a raíz de los recientes debates televisados. Sin opciones quedaría el candidato socialista, quinto en intención de voto.

Benoît Hamon dio la sorpresa al imponerse en las primarias del centro-izquierda y ha visto cómo parte de sus teóricos apoyos han optado por el 'voto útil' hacia Macron.
La nebulosa de los sondeos puede dar pie a sorpresas. Cualquiera de los cuatro podría clasificarse para la segunda vuelta.

La última conmoción en una noche electoral ocurrió el 21 de abril 2002, cuando Jean-Marie Le Pen, el padre de Marine, se coló en la segunda vuelta al eliminar al socialista Lionel Jospin. Hoy la sorpresa no sería la clasificación de Marine Le Pen, sino el triunfo de Mélenchon y Le Pen supondría para el sistema un terremoto mayor que el de 2002.

ImprimirCorreo electrónico