Escrito por el

EFE  | Los votantes de Florida (EE.UU.) aprobaron hoy en consulta popular el uso de la marihuana para fines medicinales en este estado al lograr más del 60 % de votos necesarios para ser aprobada, según los datos oficiales. La enmienda 2, que autoriza el uso de la marihuana para pacientes de sida, cáncer, epilepsia y otras condiciones médicas, obtuvo el 71,2 % de votos (más de 6,4 millones), contra el 28,7 % (2,5 millones) que se opusieron a ella, de acuerdo a la información difundida por la División de Elecciones de Florida.

Los promotores de la enmienda calificaron el resultado de "sumamente importante", porque beneficiará a aquellos que "buscan un tratamiento paliativo, que es un gran segmento de la población envejecida en el estado", tal como destacó Rob Hunt, presidente de la compañía floridiana Teewinot Life Sciences, que trabaja en la biosíntesis de cannabis. Por su parte, Jeff Zucker, de la firma consultora Green Lion Partners, señaló que la aprobación de la enmienda "es una gran victoria para la atención médica de Florida, la justicia social y la economía".

Tras los resultados de hoy, el Departamento de Salud de Florida tiene hasta julio de 2017 para aprobar las normativas relacionadas con esta enmienda, mientras que, a partir de octubre, empezará el registro de cultivadores y dispensarios, así como la expedición de tarjetas para los futuros pacientes. Con estos resultados, Florida se convierte en el vigésimo sexto estado del país que legaliza la marihuana, ya sea para uso recreativo o medicinal.

Una versión de esta enmienda se quedó a 2 puntos porcentuales de ser aprobada en el plebiscito de 2014 en este estado, aunque un año después se aprobó el uso de la marihuana para enfermos terminales. En 2012, Colorado y Washington aprobaron el consumo de pequeñas cantidades de marihuana con fines recreativos, opción a la que se unieron posteriormente el Distrito de Columbia, donde se halla la capital federal, Oregón y Alaska.

En la jornada electoral de hoy, California, Arizona, Massachusetts, Nevada y Maine llevan en sus boletas consultas populares sobre la legalización de la marihuana para consumo recreativo, mientras que Arkansas, Montana y Dakota del Norte para uso medicinal.