Escrito por el

SIP - La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) respaldó que el derecho de los ciudadanos estadounidenses a filmar y fotografiar la actividad policial en lugares públicos debe estar protegido por la libertad de expresión contenida en la Primera Enmienda.

Este derecho fue negado en febrero pasado por un juez federal a dos ciudadanos de Filadelfia, tras interpretar que la acción de filmar y fotografiar a agentes de la policía no es un asunto vinculado a la libertad de expresión, a menos que se esté participando activamente en el hecho que se registra.

El caso está relacionado a dos incidentes separados ocurridos en 2013 y 2012 en los que los afectados, Rick Fields y Amanda Geraci, fueron abordados o detenidos por filmar o fotografiar a policías.

Por una iniciativa de la organización Reporters Committee for Freedom of the Press, 32 organizaciones y medios de Estados Unidos e internacionales avalaron el caso Fields y Geraci contra la ciudad de Filadelfia con un amicus brief en el que se argumenta que los videos y fotografías generados por particulares, como en este caso, son para los medios de comunicación una fuente muy importante para informar al público sobre asuntos de interés periodístico.

Agrega el amicus que "muchas historias no solo han sido mejoradas por contenidos recabados por testigos, sino que probablemente no se hubiese conocido sin esa información".

En ese mismo sentido coincidieron el presidente de la SIP, Matt Sanders y el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la organización, Roberto Rock, quienes consideraron que en la actualidad este es un tema de gran relevancia.

Sanders, de Deseret Digital Media, de Salt Lake City, Utah, explicó que "la importancia radica en que precisamente los contenidos en las redes sociales con este tipo de denuncias de los ciudadanos se han convertido en muchas ocasiones en fuente informativa de los medios".

Por su parte Rock, de La Silla Rota, Ciudad de México, México, agregó que "urge que se incentive y proteja el derecho de todos los ciudadanos -no solo para los periodistas- a la libertad de expresión para difundir y buscar información, tal como está contemplado en el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos".

El amicus también establece que la decisión del juez difiere de la posición de altas autoridades judiciales de Estados Unidos las que han reconocido el derecho contemplado en la Primera Enmienda para fotografiar y grabar en video a la policía en lugares públicos, independientemente del propósito o intención de los ciudadanos.