Escrito por el

AFP| Al menos dos personas murieron y 33 resultaron heridas el jueves por un atentado con coche bomba cerca de un edificio oficial en Adana, en el sur de Turquía, un país golpeado por una ola de atentados desde principios de año.

La explosión tuvo lugar en el aparcamiento de la gobernación de Adana, cerca de la entrada por donde pasan las autoridades, indicó el gobernador, Mahmut Demirtas, que explicó que la deflagración tuvo lugar a las 08h05 de la mañana, hora local. "Creemos que el evento fue perpetrado por una mujer", añadió, citado por la agencia progubernamental Anadolu.

Dos personas murieron y 33 resultaron heridas, de las cuales una de gravedad, indicó el ministro de Energía, Berat Albayrak. Un balance anterior daba cuenta de dos muertos y 16 heridos.

Desde que empezó el año, Turquía vive una ola de atentados relacionados con la rebelión kurda o con los grupos yihadistas, que han dejado decenas de muertos.

El ministro turco de Asuntos Europeos, Omer Celik, que también es diputado por Adana, deploró por su parte en Twitter el "ataque terrorista". "En nombre de la humanidad, lucharemos contra el terrorismo hasta el final", dijo.

Adana, una ciudad de más de un millón de habitantes, está situada a un centenar de kilómetros de la frontera con Siria. También acoge la base aérea de Incirlik, utilizada por los aviones de la coalición internacional que bombardean al Estado Islámico (EI) en el país vecino.

Paralelamente, el ejército turco acusó a las fuerzas del presidente sirio Bashar al Asad de la muerte este jueves de tres de sus soldados en un bombardeo en el norte de Siria.

Es la primera vez que Ankara acusa al régimen sirio de la muerte de soldados turcos desde el inicio el 24 de agosto de la ofensiva de Turquía en el norte de Siria para obligar a retroceder hacia el sur a los yihadistas del EI y a las milicias kurdas.

Las autoridades turcas prohibieron difundir imágenes del ataque en Adana, como cada vez que se produce un atentado. La explosión se oyó "en un radio de diez kilómetros", indicó la cadena de noticias NTV.

Varios vehículos aparcados cerca del coche que estalló se incendiaron y los bomberos acudieron al lugar, explicó NTV, que mostró imágenes de una columna de humo saliendo del parking. El atentado no había sido reivindicado a media jornada. Según Anadolu, la policía se llevó a un empleado del estacionamiento para ser interrogado.

La ciudad de Adana está situada al margen de la región kurda del sur de Turquía, inmersa en combates entre las fuerzas de seguridad turcas y los separatistas del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK).

En lo que va de año decenas de personas han muerto en atentados reivindicados por el PKK o atribuidos al grupo yihadista Estado Islámico, principalmente en Estambul y Ankara.

El ministro turco del Interior, Süleyman Soylu, aseguró el miércoles que se han frustrado 258 atentados en lo que va de año: 214 relacionados con el PKK, 34 del EI y diez de la "extrema izquierda".

En agosto, un joven kamikaze relacionado con el EI se hizo estallar en una boda kurda en Gaziantep, 200 kilómetros al este de Adana, provocando la muerte de 57 personas, entre ellas 34 niños.

En las últimas semanas, Estados Unidos advirtió del riesgo de atentado "terrorista" en Turquía. Los familiares del personal del consulado en Estambul fueron evacuados el mes pasado.

La embajada estadounidense en Ankara condenó "firmemente" en Twitter el "abominable ataque terrorista en Adana".