Disturbios en la megamarcha opositora dejaron dos personas muertas en Venezuela

EFE | Centenares de opositores en distintos puntos de Caracas se enfrentaron ayer a los cuerpos de seguridad para mantenerse en las calles protestando, pese al uso de bombas lacrimógenas por parte de las fuerzas policiales para dispersar y bloquear el paso de la marcha.

La marcha multitudinaria, que intentaba reunir a miles de opositores que partieron desde 26 lugares de la capital venezolana, fue dispersada por las fuerzas de seguridad en varios puntos del municipio Libertador.

Los manifestantes pretendían dirigirse hacia la Defensoría del Pueblo para pedir que esta respalde el proceso iniciado por el Parlamento contra los magistrados del Supremo que se atribuyeron sus funciones.

La Policía Nacional Bolivariana usó gases lacrimógenos y perdigones de goma en la autopista Francisco Fajardo, para intentar contener la manifestación que se formó en ella, así como para dispersar otras en varias zonas del oeste.

Diferentes medios de comunicación y periodistas de Venezuela confirmaron la muerte de un joven que recibió un tiro en la cabeza cuando se encontraba en el lugar de una protesta en San Bernardino. La Fiscalía confirmó que se registraron otros dos heridos también en medio de las manifestaciones, producto de politraumatismos e impactos de perdigones.

"Aquí estamos en la calle luchando pacíficamente reprimidos por la Guardia Nacional, pero convencidos de que es en la calle donde vamos a lograr el cambio", dijo el diputado opositor Juan Requesens desde un punto de la marcha. Por otro lado, una mujer murió al recibir un disparo mientras transitaba por la plaza San Carlos, en la ciudad de San Cristóbal donde se registraba una manifestación antigubernamental que luego se tornó violenta.

Al final de la tarde de ayer, la oposición venezolana convocó para hoy a una nueva marcha contra Maduro, tras la gigantesca movilización de ayer que dejó dos personas muertas.

ImprimirCorreo electrónico