Seis factores definen una ciudad inteligente y van más allá de lo tecnológico

EFE | Las ciudades inteligentes están definidas por seis factores vinculados a su gobierno, participación ciudadana, movilidad y medio ambiente, que van más allá de lo meramente tecnológico y apuntan a condiciones óptimas de calidad de vida, resiliencia e incluso felicidad.

Así lo explica un estudio de la firma española Llorente y Cuenca, que destaca que el tema de las ciudades inteligentes en América Latina ha tomado relevancia en los últimos años.

Eso es algo especialmente significativo si se toma en cuenta que la región es el área en desarrollo con mayor tasa de urbanización del planeta, y que las ciudades latinoamericanas enfrentan grandes retos como la pobreza, la inseguridad, la contaminación y la movilidad, destaca el documento.

El informe de Desarrollando Ideas, el Centro de Liderazgo a través del Conocimiento de Llorente y Cuenca, alerta que en el debate se ha impuesto el concepto "reduccionista" de que una ciudad es inteligente "por el hecho de utilizar las nuevas tecnologías para gestionar procesos de servicios municipales".

"La ciudad, entendida como un proyecto de convivencia en un territorio, es inteligente cuando las condiciones de vida de sus ciudadanos son óptimas", indica el estudio.

Por ello sugiere que filósofos, arquitectos y comunicadores se sumen "a la tarea de diseñar la ciudad para reconducir la dirección que la corriente de opinión sobre el modelo gestión pública está tomando últimamente", de manera que dentro del campo de estudio de las ciudades inteligentes se escuchen "más conceptos como calidad de vida, resiliencia, decrecimiento e incluso felicidad".

En esa senda, el informe plantea que la ciudad inteligente se califica en 6 categorías, en las que "Latinoamérica presenta espacio de mejora y también tiene modelos en los que otras regiones del planeta deben fijarse".

Se trata de las categorías "gobierno inteligente", referido a la oferta de servicios electrónicos, y a las medidas y políticas que facilitan la transparencia y la participación ciudadana en la toma de decisiones.

"La mayoría de países latinoamericanos se encuentran atrasados en cuanto a la adopción de la administración electrónica en relación a Europa y Norteamérica", indica el informe, que sugiera una mayor inversión en la materia porque "redundaría a largo plazo en ahorros de costes" tanto para el sector público como el privado.

La categoría "medio ambiente inteligente" se sustenta en la reducción del impacto medioambiental y las medidas de eficiencia energética, área en la que hace falta "un impulso enérgico y duradero para el uso de energías renovables, la reducción de consumo de recursos naturales y la mejora de la fiabilidad de suministro de energía, agua y saneamiento".

En cuanto a la "economía inteligente", explica que en esta categoría las diferencias son pronunciadas entre los países, pero que en todo caso se necesita "fortalecer los sistemas de investigación e innovación" y poner en "marcha reformas para aumentar la productividad y ejecutar políticas que favorezcan el desarrollo de empresas innovadoras con visión internacional".

La "movilidad inteligente" es uno de los grandes problemas de las grandes urbes de la región, que padecen insuficientes infraestructuras y sistemas de transporte público, una explosión del uso del vehículo privado y a la falta de voluntad política para imponer normativas para descongestionar el tráfico.

El informe destaca por otro lado que el "ciudadano inteligente" es una categoría que ha registrado "destacados avances", y se traduce en "una nueva generación de 'ciudadanos inteligentes', de mente abierta y comprometidos con la mejora de su comunidad", añade.

Y también el "modo de vida inteligente", que está vinculado al desarrollo cultural, turístico y de calidad de vida de grandes ciudades como Buenos Aires y México DF, y de otras más pequeñas como Ciudad de Panamá y San José de Costa Rica, pero conviven con fenómenos como la inseguridad o la deficiencia de los servicios de salud que podrían solucionarse mediante el uso de las nuevas tecnologías.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico