Rocambolesco

Lo que está ocurriendo con la justicia panameña supera cualquier récord de Ripley.

 

La Procuradora General, Kenia Porcell por un lado y el presidente de la Corte Suprema, José Ayú Prado por el otro.

Los beneficiados son los delincuentes, en este caso de los de cuello blanco y todos los involucrados en el escandaloso caso de sobornos y coimas de la brasileña Odebrecht.

El país reclama una aplicación correcta de la justicia, sin abusos y sin decisiones oportunistas que sólo benefician a la impunidad.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico