Filtros académicos a estudiantes: ¿Han bajado la guardia las universidades?

Con una población universitaria de 156,635 estudiantes, según el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), las universidades en el país aplican diferentes métodos para evitar la deserción y crear un ambiente más inclusivo.

Según el rector de la Universidad de Panamá (UP), el doctor Eduardo Flores, el nivel de aprobados y fracasos en la primera casa de estudios se ha mantenido balanceado y no ha variado en los últimos años.

En la UP por estatuto existen diferentes instancias para que el estudiante que fracasa pueda seguir con su pensum académico; si fracasa en un examen semestral este tiene derecho a repetir el examen y si se fracasa en una materia puede optar por un examen integral con todo el contenido del semestre.

Por su lado, en la Universidad Latina de Panamá, el estudiante, tras fracasar una materia, puede optar por realizar un examen que cubra la totalidad del contenido del cuatrimestre.

Para su rectora, Mirna de Crespo, “los índices de fracasos han disminuido porque a los estudiantes les preocupa mucho lo que invierten y por ello hacen un gran esfuerzo para cumplir”.

Si examinamos a uno de los centros más prestigiosos de estudio superiores, como la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), los estudiantes, al reprobar un examen final, pueden presentar una prueba de rehabilitación para sustituir la calificación del examen en el cual obtuviesen "D" o "F", y además en el Artículo 194 del reglamento interno universitario se fundamenta que “el alumno que fracase tres veces consecutivas una asignatura, no podrá continuar en la misma carrera, ni en otra cuyo plan de estudios la incluya”. Por otro lado, si un estudiante fracasa una materia y no presenta un examen de rehabilitación, no podrá matricular las materias que mantengan a la asignatura fracasada como prerrequisito.

Para el ingeniero Rubén Espitia, vicerrector de la UTP, con la aplicación de pruebas de ingreso de alto estándar “se tiene como objetivo seleccionar a los estudiantes con mayores posibilidades de éxito universitario”.

Coincide con esto el rector de la Universidad Santa María la Antigua (Usma), Juan Planells, quien dijo que “llenar los requisitos de admisión es un factor importante para garantizar que la mayor parte de los estudiantes terminen sus estudios”.

Según Planells para evitar los fracasos la universidad cuenta con un programa de consejerías especializadas que se encarga de apoyar al estudiante para superar sus deficiencias.

Sistema estancado

Para el estudiante y presidente de la fundación Ayudinga, Johel Batista, el “sistema educativo se ha estancado y se sigue centrando en evaluar calificaciones y no el pensamiento crítico“.

También agregó que en algunas universidades se tiende a “absorber al estudiante, lo inhiben del mundo y no conocen lo que sucede fuera y al culminar sus estudios y llegar al plano profesional no saben cómo se realizan las cosas fuera de la academia, pero esto no significa que sean malos profesionales”.

rectores

 

Gina Arias rivera
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Instagram: @riverarias92
Twitter: @riverarias92

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas