Uber dice que el 80% de sus conductores en Panamá no cumplen con nuevas normas

La plataforma de transporte Uber dijo hoy que el 80 % de sus conductores no cuentan con la licencia especial que desde el martes exige el Gobierno panameño para prestar el servicio, lo que va a afectar negativamente al tiempo de espera de los clientes y a la disponibilidad de vehículos.

La compañía estadounidense indicó en un comunicado que el Decreto Ejecutivo 311, promulgado el martes por el Gobierno panameño para regular las plataformas tecnológicas de transporte, "promueve medidas discriminatorias y limita el derecho de todos los ciudadanos de escoger".

El texto establece que estas aplicaciones prestan un servicio de transporte "de lujo" y que sus conductores solo pueden ser ciudadanos panameños mayores de 21 años con una licencia de tipo E1, que expide la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) solo a los taxistas y para la cual es obligatorio presentar el récord policivo (antecedentes penales).

El documento también limita el uso de este tipo de transporte a la capital panameña y a las provincias interiores de Panamá Oeste, Colón (norte) y Coclé (centro); especifica las características que deben cumplir los vehículos que presten el servicio y suprime la opción de pago en efectivo, entre otras medidas.

La eliminación del pago en efectivo, una opción que Uber introdujo hace un año, va a afectar a 1 de cada 3 usuarios y a disminuir "significativamente" las ganancias de los conductores, ya que el 52 % de los viajes se pagan en metálico, según la compañía.

"Debemos contar con un marco regulatorio que no limite el derecho de escoger a los más de 225.000 usuarios que utilizan la plataforma, que fomente la inclusión y brinde más opciones de emprendimiento para todos los socios, como existen en más de 132 jurisdicciones", aseguró Uber.

La baja calidad del servicio de taxis tradicionales (de color amarillo) y la arbitrariedad con la que los conductores determinan las tarifas, pese a que los precios están regulados, han causado un auge de estas aplicaciones móviles en Panamá, entre las que también se encuentra la española Cabify.

Los taxistas han protagonizado en los últimos tiempos varias protestas contra estas aplicaciones, especialmente contra Uber, que llegó a Panamá en marzo de 2014 y que se ha vuelto muy popular especialmente en la capital panameña.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas