“Lo que es bueno para el chancho…”

Es más fácil ver la brusca en el ojo ajeno que la viga en el propio. Igual, olvidamos aquel dicho vernacular que nos recuerda que “lo que es bueno para el chanco, también lo es para la chancha”. Dos axiomas reales y que nos revelan lo fácil que es ser crítico de otros e indulgentes con uno mismo.

Veo con preocupación la forma en que muchas personas que son investigadas por acusaciones relacionadas con diferentes tipos de delitos, donde para unos hay presunción de inocencia, mientras que para otros no damos margen a la menor duda sobre su culpabilidad.

Todo depende del nivel de cercanía amical e incluso de la participación política partidista que tengamos con el acusado.

Si esto se produce a lo externo de la esfera judicial, pudiera ser aceptado como una debilidad; pero si esa exclusión o inclusión se produce a lo interno de los entes investigativos, estamos ante la presencia de una “justicia selectiva”.

Hace algunas semanas hicimos referencia a lo dicho por el Secretario de la Procuraduría General, donde explicaba que en muchos casos no se aportaban los datos de los supuestos implicados porque había que aplicar el concepto de la “presunción de inocencia”; cuestión que –esto lo decimos nosotros- es irreal porque depende de quién es el acusado.

El tema de Odebrecht es un buen ejemplo. Para el presidente Varela y para el Arzobispo Ulloa los dineros recibidos por parte de esta empresa, fueron “donaciones”, sin embargo, lo que recibió el otro candidato en las elecciones del 2014, “Mimito” Arias, fue una coima. No defiendo ni acuso a nadie. Demando que estos asuntos sean enseriados por la salud del sistema judicial.

Estoy seguro que en el fondo la única realidad es que los “inocentes involucrados” desean es que el tema pierda actualidad y todos nos olvidemos de un grave episodio de corrupción que tanto daño le ha hecho al país, donde culpables e inocentes quedan convertidos en cómplices “del gran espectáculo circense”.

Euclides Manuel Corro Rodríguez 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*El autor es periodista.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas