¿Nueva religión...?

Conquistamos el Canal porque la casi totalidad de panameños sin distingos de clases caminaron unidos hacia esa meta. Hoy la corrupción e impunidad creciente se alzan como un nuevo objetivo a combatir, que une, pues nos afecta moral y monetariamente, sin distingos a la mayoría de ciudadanos. Dejando intereses mezquinos si, educadores, obreros, sector privado; trabajadores de la salud, club cívicos, resto de la sociedad civil e instituciones religiosas hicieran convocatoria nacional a una marcha pacífica donde el lema y bandera única es “Basta ya de corrupción e impunidad” los responsables de esas instituciones públicas de los tres órganos del Estado y otras meditarían .

 

Con sensatez cambiarían el curso de un Estado casi fallido. Esta es la propuesta. Toca a sus dirigentes convocar. La democracia tiene vías pacificas para su fortalecimiento. Hagamos uso de ellas. Imitemos a hermanos de Centroamérica como fue Guatemala que hoy tiene enjuiciados a altos dignatarios.
No lloremos mañana.

Eduardo Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* El autor es médico.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas