Cáncer del cuello uterino

El cáncer de cuello uterino es una enfermedad por la que se forman células malignas (cáncer) en el cuello uterino. Es, por lo general, de progresión lenta. Antes de que aparezca el cáncer, las células del cuello uterino pasan por una serie de cambios por los que comienzan a aparecer células anormales en el tejido cervicouterino. Esto, a través de papanicolau, permite reconocer estas células (lesiones prenalignas), y así evitar que avance a cáncer invasivo.

 

A escala mundial es el segundo cáncer más común en mujeres entre 15 a 44 años. A diferencia de muchos otros cánceres, el cáncer de cuello de útero no es hereditario. En la mayoría de los cánceres de cuello uterino y de sus lesiones precursoras se detecta la presencia del virus del papiloma humano (VPH).

La infección por el virus del papiloma humano (VPH), que se transmite por el contacto sexual, casi siempre es la causa del cáncer de cuello uterino, por eso es importante evitar las conductas sexuales de riesgos. Hay más de 100 tipos de virus del papiloma humano, de los que casi 30 tipos pueden infectar el cuello uterino. Los tipos 16 y 18 de VPH son los que se relacionan con mayor frecuencia con este tipo de cáncer.La mayoría de las veces, el sistema inmunitario del cuerpo puede combatir la infección por el VPH antes de que se forme el cáncer. Hay que destacar que la infección por este virus, no produce síntomas en la mujer.

En Panamá, el cáncer de cuello uterino es la segunda neoplasia maligna más común en las mujeres, lo que representa el 16,4% de todos los nuevos casos de cáncer. La tasa de incidencia estandarizada por edad fue de 22 por 100,000 mujeres. Las tasas más altas se dan en las provincias de Panamá, Chiriquí, Veraguas y Los Santos, mientras que en las comarcas de Gnöbe-Bugle, Comarca Guna Yala y Bocas del Toro se reportan incidencias menores.

Está demostrado que, en la actualidad, el mayor factor de riesgo para contraer cáncer de cuello uterino es la infección por el virus del papiloma humano, Es importante que que sepamos que la mayoría de los cánceres de cuello uterino que se diagnostican en Panamá, ocurren en mujeres que no estaban en el programa de prevención ginecológico periódico (9 de cada 10 cánceres se producen en mujeres sin controles de Papanicolaou).

Cifras del MINSA, reportan que la cobertura de tamizaré (prevención) para el cáncer cervicouterino en la población femenina es muy baja, alrededor del 20% (países desarrollados reportan cifras de cobertura mayor al 60%). Hoy en día, esta patología puede prevenirse gracias al mantenimiento del programa de prevención precoz, que consiste en dos tipos de prevención:

• Prevención primaria: Evitar hábitos de riesgo (el tabaquismo, el inicio precoz de las relaciones sexuales, la promiscuidad, la falta de protección adecuada en las relaciones sexuales) y administración de la vacuna contra el VPH. En nuestro país el Programa Ampliado de Inmunización (PAI) ha logrado obtener una cobertura de vacunación de 83% en la población escolar de 10 años.

• Prevención secundaria: Realizar un correcto control ginecológico con citología o Papanicolaou periódico, se sugiere control anual a partir del inicio de las relaciones sexuales. Acuda a su medico y empiece un programa de prevención con papanicolau periódicamente para poder detectar las lesiones premaligans y poder tomar medidas terapéuticas a tiempo.

Miguel Antonio Mayo Di Bello
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Twitter: @mayogastro

* El autor es médico y ministro de Salud.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas