Falta de credibilidad en los órganos del estado: ¿crisis latinoamericana?

Nuestro país, como muchos de América Latina ha cursado por una serie de eventos que han comprometido la credibilidad del pueblo en los Órganos del Estado. Y es así debido a la relación de figuras del acontecer nacional en problemas de malversación de fondos del Estado, narcotráfico y lavado de dinero.

Con los sonados casos de Lava jato, Panamá Papers, Odebrecht y otros por fraudes, con señalamientos a funcionarios y altas autoridades del área, colocan a nuestros países en una difícil situación a nivel mundial y en una falta de credibilidad de los pueblos. Se sustenta esta situación por el grado de susceptibilidad a la corrupción que han demostrado nuestros gobernantes en América Latina lo que ha traído de la mano la realización de una gran cantidad de procesos en los que se han visto involucradas altas personalidades del quehacer público y privado.

La imagen de corrupción de los diferentes gobiernos de América Latina permite al crimen organizado actuar con mayor firmeza y confianza de que sus planes serán fácilmente realizados con la colaboración de funcionarios corruptos en los diferentes niveles del Estado. Esto naturalmente tiene injerencia sobre la gobernabilidad de los países los cuales visiblemente entran en un período de crisis.

El caldo de cultivo que genera la clase gobernante en los países lo es definitivamente la clase política, la cual se encuentra hoy día también muy cuestionada. En Panamá, el gobierno nacional está investigando posibles vinculaciones de funcionarios y exfuncionarios en este tipo de delitos. La población espera resultados de estas investigaciones de las que se espera se castigue a los culpables, y que los dineros mal habidos puedan retornar a las arcas del Estado.

Los procesos judiciales deben ser ejecutados con profundidad y transparencia en el marco de una mayor celeridad que permita recobrar la fe y confianza de todos los panameños y demás pobladores en todos los países tengan en las estructuras del Estado. Es una situación que es extremadamente compleja y que debe ser tomada con seriedad a fin de que se devuelva la credibilidad de los pueblos en los gobiernos del mundo y es especial, de Latinoamérica.
* El autor es abogado y criminólogo.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas