El hilo rojo

Nunca podrás escapar de tu corazón, así que es mejor que escuches lo que tiene que decirte…”-Paulo Coelho- Cuenta una leyenda que las personas destinadas a conocerse están conectadas por un hilo rojo.

 

Este hilo nunca desaparece y permanece constantemente atado a sus dedos, a pesar del tiempo y la distancia. No importa lo que tardes en conocer a esa persona, ni importa el tiempo que pases sin verla: el hilo se estirará o enredará, pero nunca se romperá. Se dice que el Abuelo de la Luna, cada noche sale a conocer a los recién nacidos y a atarles un hilo rojo a su dedo. Un hilo que decidirá su futuro, un hilo que guiará estas almas para que nunca se pierdan…

Hoy después de muchos años me he reencontrado con el otro extremo del hijo rojo. Un hilo rojo que conecta a los amores eternos, a los profundos, esos que simbolizan el antes y por los que no hay después. La arteria Ulnar conecta el corazón con el dedo meñique, y es allí donde esta enlazado el hilo rojo con el corazón de Alma Gemela rojos; esto encarna el interés compartido y la unión de los sentimientos.

Ernesto Maytín
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* El autor es docente.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas