No al proyecto de ley 52

El proyecto de ley 52 que pretende regular el uso de motocicletas, es una injerencia en la vida de los ciudadanos.

 

Para nadie es un secreto que algunos delitos han sido cometidos sobre éstos vehículos de 2 ruedas. Pero no es el único medios. En los taxis se han perpetuado hechos delictivos también, autos particulares tampoco se salvan de ser utilizados para cometer crímenes y, aún caminando, los ciudadanos son víctimas de la delincuencia. Pero, al parecer solo a las motos las quieren involucrar como chivo expiatorio. Todos conocemos la magnitud de los tranques en Panamá. Las motos son un medio de transporte que alivia un poco el tránsito en las calles abarrotadas.

¿Puede un diputado decirle a usted que no puede llevar pasajeros en su vehículo, comprado y mantenido por usted? ¿Puede exigirle que no conduzca su auto después de las 10 p.m.ni antes de las 6 a.m.? Si no pueden hacerlo con los autos, tampoco deberían hacerlo con las motos que también pagan impuestos, seguros, y tarifas de corredor iguales a un sedán. Los dueños de las motocicletas no las recibieron como una donación ni un bien social del gobierno, fueron pagadas de sus bolsillos. Si creen que con éste tipo de regulaciones van a disminuir los delitos, se equivocan. Quedan aún el resto de medios de transporte que han sido usados desde mucho antes, para cometerlos.

Eliézer Oses
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* El autor es fotógrafo de Metro Libre.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas