Atleta, sin el respaldo de las autoridades deportivas

Hace dos semanas, el doble campeón panameño de kata en karate centroamericano, Héctor Ceción, de 18 años de edad, se acercó a la redacción del diario MetroLibre, para denunciar una injusticia a la que fue sometido por tres meses, por parte de algunos de los miembros de la Federación Panameña de Karate (Fepaka), quienes se negaban a darle una carta aval, para que el joven talento del karate, compitiera en el Panamericano sub-21 de Karate, en Buenos Aires, Argentina (que se realizó del 23 al 26 de agosto).

 

La nota periodística que se publicó, días despúes de la visita de Cención, en la sección de deportes, de alguna manera surtió su efecto entre las personas que tenían la obligación de darle una respuesta inmediata a esta promesa nacional del arte japonés, y que ha dado tantas glorias a nuestro país, con la modalidad de kata: que es la simulación de combate con varios oponentes, cuyos movimientos deben ser coordinados. Ceción, es el mejor atleta que tenemos en Panamá en esa modalidad y ha ganado en toda Centroamérica. ¿Y porque no ayudarlo? Además que es un muchacho humilde, que usa el karate como una forma de hacer algo diferente, y de alguna forma ayudar a su familia.


Luego de la presión que hicimos, en conjunto con otros medios de comunicación social, el karateca recibió la esperada misiva que lo certifica para representar a Panamá, en el Panamericano de karate. Se conoció que el deportista, por su talento recibió ayuda de personas del extranjero que le dieron su apoyo económico para que él viajará, acciones que no hicieron ni Pandeportes, Fepaka y mucho menos el Comité Olímpico de Panamá (COP), a pesar que el karate, ya es una disciplina olímpica.
Es lamentable, que estas instancias que son las encargadas de velar porque los atletas puedan entrenar y participar por el país se hacen de la vista gorda, y no les interesa ayudar a los deportistas. Sino es por la presión que nosotros pusimos aunado a otros medios, Héctor no hubiese ido a esa justa en Suramérica.
Es triste, que tengamos que presionar a las llamadas autoridades o a las personas con algo de poder por una labor que debe darse de manera rápida y expedita, para ayudar a estos jóvenes talentos que nos representan en el exterior.

Edwin Raúl Pérez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* El autor es periodista de Metro Libre.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas