Yihadistas extranjeros pudieron haberse escapado de Raqa

Washington (AFP) -

Es posible que yihadistas extranjeros del grupo Estado Islámico (EI) hayan podido escapar de Raqa antes de la toma de la ciudad, admitió este martes la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

El 14 de octubre, poco antes de la caída de esta ciudad siria donde el EI había instalado la capital de su 'califato', un convoy que presuntamente transportaba a más de 3.000 civiles abandonó Raqa.

El traslado fue posible debido a un acuerdo negociado con el Consejo Civil, encargado de la administración de la ciudad, instalado por los combatientes antiyihadistas kurdos y árabes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Washington.

La coalición afirmó entonces haber recibido garantías de las FDS de que los combatientes extranjeros del EI no podrían dejar la ciudad.

Pero en un reportaje publicado el lunes por la BBC, varios conductores de vehículos del convoy dijeron haber transportado a varios centenares de combatientes fuertemente armados, especialmente extranjeros. Según el medio británico, varios de ellos habrían logrado pasar a Turquía para preparar desde ahí atentados en Europa.

Consultado este martes sobre el asunto durante una teleconferencia en el Pentágono, el portavoz de la coalición, el coronel Ryan Dillon, dijo que 'de los más de 3.500 civiles que dejaron Raqa en ese momento, menos de 300 fueron identificados como posibles combatientes de EI'.

'No puedo decir con 100% de certeza que cada combatiente haya sido identificado a su salida de Raqa', reconoció, evocando el acuerdo con las FDS de que las fotos y huellas digitales de todos los hombres en edad de combatir iban a ser verificadas para evitar la fuga de yihadistas.

'Que algunos combatientes hayan podido moverse entre los civiles o hacerse pasar por una rama local de EI es posible', precisó.

Dillon explicó que la coalición decidió no bombardear al convoy que salía de Raqa debido a la presencia de miles de civiles.

El EI perdió Raqa el 17 de octubre tras meses de combates contra las FDS, y se encuentra ahora arrinconado en una zona del oeste de Irak y el este de Siria que es objeto de diferentes ofensivas de ambos lados de la frontera.

 

Pin It