Bogotá limpia sus calles de toneladas de granizo que dejó inusual temporada

Decenas de obreros de la Alcaldía de Bogotá trabajaban hoy en la retirada de las calles de toneladas de granizo que dejó el inusual temporal de anoche en la ciudad y que causó grandes trastornos pero no víctimas.

El subdirector del Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger), dependiente de la Alcaldía, Carlos Torres, dijo que la entidad trabaja para superar la emergencia que esta mañana se concentraba en los barrios de Galerías y Country.

"Las entidades que hacen parte del sistema distrital para la gestión del riesgo y desastres vienen actuando para recuperar la movilidad en el sector", manifestó.

Torres agregó que "no se presentaron perdidas de vidas" y pidió no arrojar residuos solidos en las vías ya que estos son arrastrados por las lluvias y taponan el sistema de alcantarillado de la ciudad.

Para Luis Eduardo Garzón, vecino de Galerías, la granizada que cubrió de blanco la ciudad alteró el paisaje bogotano y "anticipó la Navidad", pero criticó a la Alcaldía de Bogotá por no mantener en buen estado los sistemas de desagüe.

"Tengo mi carro acá (...) entre el hielo, no lo he podido mover", dijo a Efe Garzón. Diana Martínez, una transeúnte de Galerías, dijo que el temporal mostró "las dos caras de la moneda" porque de un lado "mientras unos ciudadanos están disfrutando" haciendo muñecos de hielo, "otros están trabajando para quitar el granizo".

Ella fue una de las que aprovechó para tomarse fotos que, según dijo, compartió con familiares que están fuera de Colombia.

Las tareas en Galerías se centraron toda la mañana en la remoción de toneladas de granizo acumulado en calles y andenes por los cuales era difícil transitar.

El inusual temporal de anoche no causó muertos ni heridos, pero sumió en el caos a buena parte de Bogotá porque hubo inundaciones y grandes atascos en las avenidas.

La red de Emergencias de Bogotá informó que la tormenta afectó principalmente las localidades de Suba, Usaquén, Chapinero, Teusaquillo, Engativá y Mártires.

La granizada también derribó árboles y en partes del turístico barrio de Usaquén se interrumpió la electricidad, lo que aumentó el caos vehicular porque los semáforos dejaron de funcionar.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas