Ante el cadáver del ‘Che’ Guevara, el reportaje de la AFP en el año 1967

AFP | El 10 de octubre de 1967, un día después de su muerte, el cuerpo del guerrillero argentino Ernesto “Che” Guevara se expuso en una morgue improvisada en Vallegrande, en el sur de Bolivia, donde intentó lanzar una revolución.

Marc Hutten, fotógrafo de la AFP, fue uno de los pocos periodistas extranjeros testigos. Sus fotografías en color del cadáver del compañero de armas de Fidel Castro dieron la vuelta al mundo.

El ejército boliviano afirmó en aquel entonces que el “Che” murió por sus heridas. Más tarde se sabría que fue ejecutado tras haber sido hecho prisionero. Marc Hutten falleció en 2012. Solo un puñado de sus fotografías de ese reportaje figuran aún en los archivos de la AFP.

A continuación, la histórica escena ocurrida hace 50 años: Ante el cuerpo de “Ramón”. VALLEGRANDE (Bolivia), 11 octubre 1967 (AFP) - (Del enviado especial de la AFP: Marc Hutten).

“Ayer por la tarde vi el cuerpo, acribillado de balas y sin vida, de un guerrillero apodado “Ramón”, el supuesto nombre de guerra de Ernesto “Che” Guevara.

Fuimos una treintena de periodistas, entre los cuales solo había tres corresponsales de prensa extranjeros, los que acudimos a Vallegrande, un pueblo somnoliento bajo la canícula del sureste boliviano, para constatar allí la muerte del más prestigioso de los guerrilleros.”

“Al Che lo mandó Fidel Castro a Bolivia a inmolarse”
Gary Prado, el militar que capturó en la selva boliviana al "Che" Guevara lo tiene claro: su amigo Fidel Castro lo mandó a Bolivia a inmolarse después de convertirse en un estorbo para la revolución cubana. Al cumplirse 50 años de su ejecución, el 9 de octubre de 1967 en La Higuera, tras ser detenido un día antes en Santa Cruz, Prado asegura que el Che confesó que él no tomó la decisión de venir a Bolivia.

La mujer eterna del Che fue la revolución'
Cincuenta años después de su muerte, el Che Guevara es hoy una figura mítica y lo será dentro de 300 años, asegura su hermano, Juan Martín Guevara.

Quería "morir como un mártir", estudiosa
Más allá de la imagen de guerrillero que defiende un ideal, Che Guevara estaba obsesionado con la muerte y la idea del martirio, según la investigadora franco-argentina Marcela Iacub, que estudió la psicología del célebre revolucionario. Iacub es directora de investigación en el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) y acaba de publicar en francés "Le Che à mort" (El Che a muerte).

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas