"Tenemos la esperanza de que siga vivo", dijo hermana de sepultado en terremoto de México

EFE | Han pasado casi 48 horas del terremoto que sacudió el centro y sur de México, pero familiares de las personas desaparecidas, como el policía Juan Jiménez, tienen fe de encontrarlo vivo bajo los escombros.

"Tenemos la esperanza de que lo encuentren con vida", explica a Efe Margarita Jiménez, hermana de este funcionario público que el pasado jueves, al filo de la medianoche, quedó sepultado en el edificio del Palacio Municipal de Juchitán de Zaragoza.

Este municipio del sureño estado de Oaxaca reporta 32 víctimas mortales, del total de 61 contabilizadas hasta la fecha a raíz de este poderos terremoto, el mayor desde 1932 en el país, de magnitud 8,2 en la escala de Richter.

Frente las ruinas de este emblemático edificio, y acompañada de su cuñada y su madre, Margarita llora desconsoladamente, presa de los nervios al saber que, a cada minuto que pasa, hay menos probabilidades de hallar a Juan con vida. "Sí entra la llamada al teléfono, pero no contesta. Mi hermana le marcó hoy y sí entró", asegura la mujer. Juan tiene 36 años y tres hijos, y empezó a trabajar en la Policía Municipal en Juchitán de Zaragoza hace 16 años.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas