J&F vende planta de celulosa a firma holandesa por $4,700 millones

EFE | El grupo J&F, involucrado en un serio escándalo de corrupción en Brasil, anunció hoy la venta de la firma Eldorado Celulose e Papel a la holandesa Paper Excellence, en una operación cifrada en 15.000 millones de reales (4.700 millones de dólares).
Según una nota divulgada por ambas empresas, la operación será concretada en un plazo de 12 meses y supondrá la transferencia del 100 % de las acciones que el grupo brasileño posee en la celulosa a la firma con sede en Holanda, aunque de capitales indonesios.

"Las empresas manifiestan su satisfacción por la conclusión de las negociaciones, que atienden los intereses de ambas partes", dice la nota.

En el comunicado, J&F "destaca la calidad de los activos que componen Eldorado", que permitirán a Paper Excellence "expandir sus operaciones" desde Brasil, un país "con una posición diferenciada en el escenario global de producción del sector" de celulosa.

J&F es un grupo controlado por los hermanos Joesley y Wesley Batista, que en mayo pasado declararon ante la justicia que desde el año 2010 sobornan al presidente de Brasil, Michel Temer, a cambio de "favores políticos" que facilitaron sus negocios en el país.

Esa declaración llevó a la Fiscalía a presentar una denuncia por corrupción contra el mandatario, rechazada luego por la Cámara de Diputados, que por imperativos de la Constitución brasileña debe avalar la apertura de un juicio penal contra un mandatario en pleno ejercicio del poder.

Según fuentes de la Fiscalía, ese organismo prepara una segunda denuncia contra Temer, apoyada en los mismos testimonios de los hermanos Batista, que podría ser presentada en las próximas semanas.

La planta Eldorado funciona desde 2010 en Tres Lagoas, municipio del estado de Mato Grosso do Sul, y produce anualmente cerca de 1,7 millones de toneladas de celulosa de eucalipto.

Su venta está enmarcada en un proceso de desinversión anunciado por J&F tras el estallido de los escándalos de corrupción en que se han visto implicados los hermanos Batista, que entre muchas otras empresas también controlan el grupo cárnico JBS, uno de los mayores productores de alimentos del mundo.

El programa de venta de activos de J&F fue anunciado en junio pasado, después de que JBS firmó un acuerdo de lenidad mediante el cual aceptó sanciones pecuniarias por un valor de 10.300 millones de reales (unos 3.280 millones de dólares).

Ese convenio salvó de la prisión a los hermanos Batista, quienes en un acuerdo de cooperación judicial confesaron que, en las últimas décadas, llegaron a sobornar a un millar de políticos brasileños, en los ámbitos nacional, regional y municipal.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas