Un malévolo plan

El ser humano   deforma todo lo que llegue  a sus manos. La mensajería instantánea se creó  para acortar distancias entre la gente, pero los usuarios la han  convertido en un  campo de batalla entre difamación y  falsa información.

 Como lo he escrito en  otras ocasiones, si le llega la imagen privada de alguien,  no se haga parte de la cadena que reproduce la campaña de desprestigio.Dirá que esa persona no debió dejarse grabar, sí es cierto, pero uno  no debe hacerse parte de un malévolo plan.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico