ML - Banner suscríbete

Nicolás Leoz, padrino del fútbol sudamericano, gambetea en el Fifagate

Asunción (AFP) -

Mientras en Nueva York comenzó el juicio del FifaGate, el exjefe del fútbol sudamericano Nicolás Leoz pasa sus días tranquilo en su propiedad de Asunción.

El que fue presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) de 1986 a 2013, está bajo arresto domiciliario. La orden de arresto internacional emitida por la justicia estadounidense no tiene posibilidad de alcanzarlo.

Junto a los brasileños Joao Havelange y Ricardo Teixeira, así como el argentino Julio Grondona, el paraguayo Nicolás Leoz tenía el poder en el fútbol sudamericano de los años 1980 hasta comienzos de los años 2010.

'Ellos eran los cerebros de la corrupción en América del Sur, ellos son quienes deberían ser juzgados en Nueva York', dice a la AFP Andrew Jennings, autor del libro 'Fifa, la caída del imperio'.

Havelange y Grondona están muertos. Leoz está bajo arresto domiciliario sospechado de haber recibido sobornos a cambio de la concesión de derechos televisivos para las competencias organizadas por la Conmebol, sobre todo la Copa América.

- ¿Sobornos o comisiones? -

Leoz 'tiene 89 años y una salud precaria que con el tiempo se va agravando. Tiene una enfermera a domicilio las 24 horas. Hace cuatro años que ya no viaja en avión', dice su abogado, Ricardo Preda.

'Estamos convencidos de que el pedido de extradición no puede prosperar, debería ser desechado, sin hablar sobre el fondo, desde un punto de vista jurídico los delitos que se le atribuyen en Estados Unidos no se sancionan en Paraguay', justifica.

El defensor explica que los 'sobornos' de los que se lo acusa son considerados comisiones en Paraguay, porque es dinero pactado entre privados.

Se trata en cambio de un delito si el dinero va a parar a un organismo público o a un funcionario, explica el abogado.

Leoz niega las acusaciones en su contra.

La hipótesis es improbable debido a su edad, pero si la policía quisiera llevarlo al aeropuerto para su extradición, probablemente él tenga los medios para impedirlo.

Coincidencia o no, el día que en Suiza cayó su sucesor, el uruguayo Eugenio Figueredo, Leoz ingresó de urgencia en su propio hospital, situado en el centro de la capital paraguaya.

- Apoyo a Qatar -

Dispone de una suite en el último piso del Sanatorio Migone, un moderno establecimiento privado.

No hay posibilidad de que se emita un diagnóstico favorable a la extradición: designó a su yerno como director del hospital.

En junio, considerándose agraviada, la Conmebol se volvió en contra de Leoz y lo demandó por abuso de confianza, asociación criminal y lavado de dinero.

En 2016, había sido citado en los Panamá Papers, ya que su nombre aparecía en sociedades 'offshore'.

'La Conmebol impulsó una auditoría que puso en evidencia giros por más de 110 millones de dólares desde la Conmebol a cuentas de Nicolás Leoz, aprobadas por el comité ejecutivo, sin justificaciones. Las sumas se acreditaron en cuentas personales y luego fueron transferidas a sociedades en Estados Unidos', afirma a la AFP el abogado de la Conmebol Osvaldo Granada.

'Lamentablemente la justicia de Paraguay retrasa las investigaciones', se queja.

Leoz, exvicepresidente de la FIFA, también formaba parte de un grupo de dirigentes sospechados de haber recibido sobornos para apoyar la candidatura de Qatar para el Mundial-2022.

En Asunción, este padre de cuatro hijos vive con su segunda esposa, una colombiana a quien dobla en edad, en el barrio de Villa Mora, donde residen los paraguayos más adinerados.

Leoz, periodista de profesión, es dueño de una fábrica de edulcorantes, de una estancia donde cría ganado y de varias propiedades inmobiliarias. El club de fútbol Libertad, que ha presidido en los años 1970, juega en el 'Estadio Nicolás Leoz'.

En esa época, suele señalar el nuevo presidente de la Conmebol Alejandro Dominguez, 'el objetivo era el dinero y el fútbol, un medio para obtenerlo'.

 

Pin It