¿Tambor o zapato?

Preferí estar a raya sobre los niños que marcharon sin zapato en una escuela en Darién, pero todavía ayer, gente en TV y políticos de jamón navideño decían: ¡pobres!, ¿cómo es posible?

O sea, qué clase de maestros, padres de familia y vecinos todos prefieren el repicar de un redoblante o tenor, mientras los protagonistas del futuro llevan el pie en el suelo pelado.

¿Cuánto cuestan las chancletas, unas botas de caucho y un tambor?
Para buscar voto si están al día, para ayudar se les borra el camino.

Lineth Rodríguez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter/Instagram
Lineth3_PK

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico