Periodistas fanáticos

 Me da vergüenza el fanatismo en todas sus expresiones cuando se trata de un comunicador social, periodista, locutor, entre otros. 

 Esa “lambonería” es la que hace que las fuentes nos traten como si fuéramos parte del personal de sus  empresas y, si no me creen, escuchen la conferencia de prensa tras un partido de la Selección de Fútbol.

Ni hablar de los promotores de artistas que quieren imponer sus preguntas, mínimo  pagan tu salario o le hacen un favor a tu medio. ¡Basta de atrevimiento!

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico