Víctimas de la CSS

No por ser una canción repetida indigna menos escucharle su vergonzoso coro.

Cuando el paciente que espera en una fila por demasiadas horas es finalmente atendido y este recibe una cita con fecha posterior a ocho meses, se le condena al individuo a prolongar su agonía, o lo que es lo mismo, se le niega la atención durante siete meses.

El efecto es devastador: el vigor, el ánimo y las fuerzas de aquella persona son minimizadas hasta el punto de que cuando sea atendida en la fecha pactada ya no será un paciente el que cruce la puerta, sino otra víctima de la CSS.

Mario Lara
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @mlarapty
Instagram: mariolarapma

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico