El verdadero Blades

Dejemos fuera a la música. Lo que aquí se trata no tiene nada que ver con su sensibilidad musical, sino con el supuesto talante de caballero. Sus denominaciones de “periodicucho” o “panfleto” para calificar a un periódico panameño, tras sentirse incómodo por una glosa publicada sobre su vida política revelan detalles de su personalidad.

 

Es común entre despistados o demagogos descalificar a una organización cuando esta no se alinea a su pensar. Abstraer el detalle (glosa) del conjunto (el medio) no es habilidad de muchos, y por lo que vemos, tampoco una de Rubén Blades.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico