Intelecto político

La oferta electoral panameña, basada en sus orientaciones políticas, es estrecha como el propio istmo. Pasado el bipartidismo que prevalecía en la conquista presidencial, la llegada de un tercer partido no aportó nuevas fórmulas para enmendar los cortos circuitos en el aparato público.

 

Al discurso ideológico que pretendía fundamentar en antaño el porqué de las decisiones de la clase política le sucedió una empalagosa mezcla de demagogia y discursillo trillado, elementos que vienen heredando los últimos aspirantes a la presidencia.

 

Pin It

Imprimir Correo electrónico