El siglo del Che

Que escépticos y fanáticos continúen rivalizando sobre la integridad revolucionaria del hombre.

Ni distorsiones exacerbadas por pasiones ni la negación del impacto que sus cortos 39 años tuvieron en Latinoamérica contribuyen a enriquecer su legado. Los apasionados por la historia y sus capítulos epopéyicos lo enmarcan. Idealista y rebelde. Antimusical (no podía cantar ni bailar), según Jon Lee Anderson; jefe capaz y valiente, para Fidel Castro (discurso en 1967), Ernesto Guevara se propone ser recordado por todo lo que resta del Siglo XXI.

 

Imprimir Correo electrónico