Al pie del cañón

La intención de pactar acuerdos de la mano del gobierno chino y el panameño con los empresarios de la República Popular China presagia estrechones de manos que valdrán millones de dólares, viéndolo, claro está, desde el prisma del empresariado nacional.

 

Imprimir Correo electrónico

En el fondo, analiza Dostoievski en El Gran Inquisidor, la mayoría de los hombres teme a la propia libertad. De hecho, ante la agotadora variedad de problemas y responsabilidades que disemina la vida, la gran masa ansía la mecanización del mundo a través de un orden categórico que les libere de tener que pensar.

 

Imprimir Correo electrónico

Dejemos fuera a la música. Lo que aquí se trata no tiene nada que ver con su sensibilidad musical, sino con el supuesto talante de caballero. Sus denominaciones de “periodicucho” o “panfleto” para calificar a un periódico panameño, tras sentirse incómodo por una glosa publicada sobre su vida política revelan detalles de su personalidad.

 

Imprimir Correo electrónico

La oferta electoral panameña, basada en sus orientaciones políticas, es estrecha como el propio istmo. Pasado el bipartidismo que prevalecía en la conquista presidencial, la llegada de un tercer partido no aportó nuevas fórmulas para enmendar los cortos circuitos en el aparato público.

 

Imprimir Correo electrónico

El caudal de dinero aguardaba el anuncio oficial y aunque hechos paralelos debieron advertirlo, pocos se esperaron la movida. Ni siquiera se sospechó que solo cuatro días separaron la inversión de $1.100 millones por un grupo chino en un enclave logístico en Colón del establecimiento de las relaciones diplomáticas.

 

Imprimir Correo electrónico

Existen sociedades más agresivas que otras; tiempos menos pacíficos, periodos más sangrientos. La oleada de conquistas a territorios exóticos en el Siglo XV llevó riqueza al Viejo Mundo, no sin dejar en el camino mucha sangre derramada.

 

Imprimir Correo electrónico

Las imágenes aún sobreviven al olvido. Año 2013: candidatos a cargos públicos empleando recursos del estado para darle valor a sus campañas. Año 2017: periodistas abordan al ministro Mario Etchelecu para indagar en sus intenciones políticas y las libertades que hasta ahora se ha concedido para promocionar su trabajo. El funcionario, por supuesto, niega las interrogantes.

 

Imprimir Correo electrónico

Si el país llega al año 2050 con todas sus Áreas Protegidas intactas, habremos avanzado como civilización. El contrapeso para evitar este plan es visible, cuando iniciativas legislativas que deberían coincidir con las preocupaciones y necesidades ciudadanas, contradicen los intereses del país, ejemplo de ello el anteproyecto que intenta redefinir el espacio protegido en la reserva de Donoso.

 

Imprimir Correo electrónico

Si los proyectos que desarrolla esta administración llevan un sello de carácter social, como argumentó el ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena a la cadena española ABC, entonces por qué niños duermen en sillas junto a sus padres a la espera de atención en el Hospital de Especialidades Pediátricas o por qué estudiantes dan clases en edificios y laboratorios enfermos en el José Dolores Moscote. Además, ¿debemos llamarle ‘prioridad social’ a la construcción de un nuevo edificio de Cancillería por $7 millones?

 

Imprimir Correo electrónico

Avanzamos de una selección aspiracional a un equipo mundialista. Progresamos inmensamente a nivel deportivo, un salto equivalente a culminar la secundaria y entrar a la universidad. Ojalá esto fuera de la mano de un avance académico, pero no es así. Abstraer el mundo deportivo y esperar por lo demás es lo que toca.

 

Imprimir Correo electrónico

El filósofo Martin Heidegger es el pensador que en la primera mitad del Siglo XX advirtió mejor que la técnica iba a devastar la tierra. “No necesitamos bombas atómicas, el desarraigo del hombre es un hecho. Sólo nos quedan puras relaciones técnicas. Donde el hombre vive ya no es la Tierra.”, dijo el alemán.

 

Imprimir Correo electrónico

Quien pudiese garantizarnos que dedicarle los cerca de 2 mil millones de dólares que costaría el cuarto puente sobre el Canal a una hipotética transformación de la educación no sería tirar el dinero por la borda, vista la esterilidad, año tras año, del presupuesto del Meduca.

 

Imprimir Correo electrónico

Quien en auto se desplaza llevará sus intereses hacia un tránsito eficaz y libre de tranque. Nada más lejos de las posibilidades en este país. Intención distinta sería si peatones y conductores impulsaran iniciativas que devuelvan espacios públicos para la circulación pedestre del ciudadano, aunque esto implique restar privilegios al tránsito de vehículos. Queremos una ciudad más saludable ¿No? Entonces pedir ensanches de vías es un contrasentido en este objetivo común.

 

Imprimir Correo electrónico