Las redes

El país es un globo inflado con gas de bochinches: las redes sociales, tan útiles para activar y promover causas de genuino interés social, son utilizadas con temeridad irresponsable para caldear un clima de inestabilidad que al parecer muchos quisieran ver caótica.

Las especulaciones, las sospechas gratuitas y las presiones bajo el prurito único de hacerse notar, le prestan un servicio pobre a la justicia, la cual requiere hacer lo suyo en el imperio de la cordura.

Es la hora de la prudencia y el bueno uso del sentido común.

Todos, gobierno, oposición, independientes y sociedad civil deben pensar primero en Panamá.

ImprimirCorreo electrónico