El olvido de la memoria nacional

Salvo la documentación que la ACP se propuso levantar sobre el proceso de ampliación del Canal de Panamá, para emular lo hecho por los estadounidenses a todo lo largo de la construcción de dicha vía, se desconoce qué organismo o entidad tiene a su cargo registrar algo así como la memoria del país, ya que la academia correspondiente no opera desde hace décadas.

Las fuentes más abundantes y acreditadas sobre la misma historia de la República, con reputadas excepciones locales, deben ser consultadas en el exterior. En el plano oficial, existen los puntuales informes anuales de las instituciones que, como es obvio, recogen la versión interesada de sus titulares. Todo esto contribuye a que nuestro joven país sepa poco de sí mismo en lo más entrañable de su ser nacional. Y es tarea pendiente.

ImprimirCorreo electrónico