Escrito por el

 

Desde hace varios años los daños en las calles y avenidas del país han representado un dolor de cabeza para el ciudadano común y también para las empresas y gremios de profesionales, pues los deterioros a la estructura vial genera congestionamientos vehiculares y atrasos.

Estos tranques se traducen en retrasos en el inicio de la jornada laboral de los empleados, en la entrega de productos a los comercios, en la llegada de cuadrillas para mantenimiento, entre otros.

Para el presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), Iván De Ycaza, por supuesto que las calles dañadas afectan la productividad del país y al costo de reparación de los automóviles.

Según De Ycaza, el Ministerio de Obras Públicas (MOP), entidad encargada de que las vías y carreteras del país estén en buen estado, carece de un programa para repararlas y puso en duda el uso de asfalto para esas labores.

“Hay tantos huecos en las calles por la falta de un plan efectivo de mantenimiento. Tal vez habrían menos si se construyeran más carreteras de concreto, ya que el asfalto tiene una vida útil más corta”, explicó el presidente del gremio.

Como respuesta a la inquietud, el MOP dijo que hay 672 kilómetros sin reparar en la red interurbana, es decir, un 16%. Este año la entidad ha gestionado fondos para rehabilitar en Panamá, San Miguelito, Panamá Oeste y Este en 340 km de calles y dio mantenimiento a mil 520 km de la red vial en los sitios indicados y, en todo el país, 4,600 km.

José Somarriba H.
jsomarriba@metrolibre.com
Twitter: @jsomarriba2014
Instagram: @jsomarribah23