Takata se declara culpable y pagará USD: 1.000 M por airgbags defectuosos

AFP | El grupo japonés Takata se declaró culpable de fraude y deberá pagar una multa penal de 1.000 millones de dólares en Estados Unidos por el caso de sus airbags defectuosos, que generó el mayor llamado a revisión de la historia automotriz en el país.

Con el objetivo de cerrar las causas penales, el fabricante nipón admitió haber realizado informes "manipulados y fraudulentos" para disimular los defectos, a los que se atribuye haber causado la muerte de 15 personas, 11 de ellas en Estados Unidos, anunció el Departamento de Justicia (DoJ) en un comunicado.

Además, tres exejecutivos de Takata fueron inculpados como resultado de la investigación, según documentos judiciales publicados el viernes

Se trata de las primeras inculpaciones en el escándalo de los airbags.

Shinichi Tanaka, Hideo Nakajima y Tsuneo Chikaraishi están acusados de "conspiración" por intentar disimular el grave defecto de estos airbags que han sido utilizados a gran escala por numerosos fabricantes estadounidenses y extranjeros, según el acta de acusación fechada en diciembre y divulgada este viernes.

En total, cerca de 100 millones de airbags potencialmente defectuosos han sido llamados a revisión en todo el mundo, unos 70 millones de los cuales en Estados Unidos.

ImprimirCorreo electrónico