Las bananeras en Panamá, una relación que data desde finales del siglo XIX


Las primeras operaciones bananeras en Panamá iniciaron en 1899 en la provincia de Bocas del Toro, fronteriza con Chiriquí, con la transnacional estadounidense United Fruit Company, la antecesora de la empresa Chiquita Brands.

Posteriormente, en 1917 se instalaron plantaciones bananeras en Puerto Armuelles con la compañía Panamá Sugar Company.

Según Augusto Jiménez, presidente de la Asociación de Productores de Tierras Altas, a Puerto Armuelles se le conocía como “La Tierra del Toro Verde”, por ser una comunidad muy próspera que le inyectaba un gran aporte económico al país por la actividad bananera desarrollada en el lugar.

Además, en esos años, Panamá exportaba un promedio de 42 millones de cajas de banano anuales.

En 1976, el gobierno de Panamá creó las empresas Corporación Bananera del Pacífico (COBAPA) y la Corporación Bananera del Atlántico (COBANA), que se dedicarían a la producción y exportación del banano. Las plantaciones fueron localizadas en antiguas tierras que fueron ocupadas por plantaciones de United Fruit Company. COBAPA jamás alcanzó los resultados esperados y las pérdidas económicas fueron cuantiosas.

Según el ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, la falta de rentabilidad y las pérdidas en producción ocasionaron que terminara la actividad bananera en este sector y provocó que el 40% de la población quedara en desempleo y migrara del distrito.

Estas declaraciones se dieron ayer en la presentación del contrato de ley que permitirá a la transnacional frutera Del Monte invertir más de $100 millones en la producción bananera.

Ciara Morris
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @CiaraMorris21
Instagram: CiaraMorris21

ImprimirCorreo electrónico