LOGOML

Descontrol en las importaciones y la falta de políticas agropecuarias acosan a productores


Las importaciones desmedidas, la inactividad de las autoridades, la falta de políticas agropecuarias a largo plazo y la pérdida de hectáreas de siembra son algunas de las situaciones que afectan e inquietan al sector agro panameño.

Gabriel Araúz, presidente de la Federación de Arroceros de Panamá, indicó que “el tema principal que está afectando todos los rubros en el país son las importaciones no acordadas con los gremios y que se dan en plena época de cosecha que es el principal efecto negativo a la producción local”.

Con esto coincide Blanca Gómez, especialista en temas agropecuarios, quien señaló que “preocupa que dependan de una gran cantidad de importaciones en el país cuando estamos en época de zafra cuando la producción nacional está saliendo, esto lo que trae es pérdida del producto lo que genera que al no tener la persona a qué empresa venderle no pueda hacerle frente a sus compromisos de pago”.

En los últimos 20 años se han perdido más de 85 mil hectáreas de producción que difícilmente se van a recuperar, manifestó Gómez. “Esto ha traído como consecuencia que el sector aporte escasamente un 2.6% al Producto Interno Bruto (PIB), cuanto antes representaban el 12% del PIB”, indicó.
Edwin Pérez, productor de arroz y maíz de la provincia de Herrera, recomendó “regular la entrada de rubros al país por la cadena agroalimentaria y ponerse de acuerdo en el consumo y déficit del país”.
Juan Guevara, porcinocultor, dijo que la inactividad de las autoridades encargadas de regular y a proteger al productor es alarmante.

El secretario general de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan), Euclides Díaz, mostró su preocupación por la inestabilidad jurídica, “un día nos dicen una cosa y después otra”, dijo.

Las autoridades nos exigen mucho para exportar, revisan lo mínimo mientras que, aquí todo el mundo trae cosas a suelo panameño.
Luis Carlos Castroverde, presidente de la Asociación Nacional de Avicultores de Panamá (Anavip), dijo que para que los productores puedan mejorar la competitividad debe existir políticas de Estado a corto, mediano y largo plazo para que el sector que produce comida sea protegido y apoyado en la medida de sus necesidades frente a prácticas desleales.

El presidente de la Asociación de Productores de Tierras Altas, Augusto Jiménez, señaló que ‘en Chiriquí ya los productores registramos perdidas por arriba del millón de dólares”.

ImprimirCorreo electrónico