Escrito por el

Los puertos colombianos de Cartagena y Buenaventura, con más de 7.300 metros de muelle en total, son los principales competidores de Panamá y los que le están quitando más negocio a las terminales panameñas, dijo hoy el administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano.Ambos puertos llevan mejorando sus instalaciones y ampliando su capacidad casi una década, desde que se inició la ampliación del Canal de Panamá, a diferencia del país centroamericano, que se centró demasiado en el ensanche y "se durmió" en materia portuaria, denunció Quijano en un foro empresarial. "Nosotros nos estamos quedando atrás (...) Qué lástima que no nos dimos cuenta de eso antes", lamentó el administrador de la ruta acuática en un foro celebrado hoy en la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá (CCIAP).

El puerto de Cartagena, que se ubica en el Caribe colombiano y tiene 3.936 metros de muelle, se encuentra solamente a 12 horas de navegación de la vía interoceánica panameña, mientras que la terminal de Buenaventura, en el Pacífico colombiano, cuenta con 3.370 metros de muelle y se sitúa a 28 horas de esta ruta, precisó Quijano. "Estos dos puertos se convierten en los competidores más importantes para Panamá que tiene una dificultad añadida: Panamá no tiene carga natural de exportación, porque nosotros no somos un país de gran producción, como sí lo es Colombia", apuntó.

Los dos puertos del Pacífico panameño, sin embargo, tienen solo 2.064 metros de muelle, de ahí que el administrador instase hoy a los empresarios que asistieron al foro a apoyar sin cortapisas la construcción del puerto de contenedores de Corozal. "Con la ampliación del Canal de Panamá, recuperamos parte de lo que estaba pasando por (el Canal de) Suez. Con el proyecto de Corozal, queremos recobrar algo de lo que pasa por Buenaventura y Cartagena", reconoció el gestor de la ruta acuática. Con Corozal, que se encuentra en fase de licitación y tendrá más de 2.000 metros de muelle, Panamá "superará a Colombia" en capacidad portuaria en la costa del Pacífico, aseguró Quijano.

El puerto, cuya primera fase tendrá espacio para 3,2 millones de contenedores y su construcción durará cerca de 3 años, es una de las grandes apuestas del canal, que el pasado 26 de junio inauguró su ampliación. El canal publicó a principios del pasado octubre el pliego de cargos que deben cumplir las cuatro empresas precalificadas en el proceso de licitación para el diseño, construcción y operación del puerto, un proyecto de al menos 600 millones de dólares. Los cuatro operadores portuarios precalificados proceden de Holanda (APM Terminals B.V. y Terminal Investment Limited, S.A.), Francia (Terminal Link) y Singapur (PSA International Pte., Ltd), y tienen hasta el 3 de febrero de 2017 para enviar sus propuestas económicas.

La terminal generará 2.100 empleos directos durante su construcción y 3.800 durante su operación y está previsto que aporte al Tesoro Nacional 500 millones de dólares, según datos de la ruta acuática. Además de los puertos colombianos, también compiten con Panamá las terminales de Lázaro Cárdenas, en México, y Limón-Moín, en Costa Rica, indicó Quijano.