Escrito por el

EFE| El Gobierno colombiano aseguró hoy que ya adoptó "de buena fe" las medidas para cumplir con el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en una controversia con Panamá que le instó a retirar un arancel a importaciones de textiles, prendas de vestir y calzado. "La decisión se adoptó el pasado 2 de noviembre para cumplir en el menor tiempo posible las recomendaciones de la OMC", dijo la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, en un comunicado de su despacho.

Desde Ginebra, se informó hoy que un árbitro de la OMC dio a Colombia hasta el 22 de enero para cumplir el fallo del organismo. El árbitro Giorgio Sacerdoti ha establecido así un plazo de siete meses a partir de la adopción de los informes del Grupo Especial y del Órgano de Apelación, que fue el 22 de junio. La ministra Lacouture agregó que el pasado primero de noviembre Colombia dejó de aplicar el arancel mixto establecido desde el 2013 para las importaciones de confecciones y calzado, y que fue encontrado incompatible por el Órgano de Solución de Diferencias de la OMC en la controversia con Panamá, por exceder en algunos casos el arancel máximo consolidado permitido. "En su reemplazo el Gobierno Nacional implementó medidas de control aduanero con el fin de combatir el contrabando y la subfaturación de estos productos", añade la información. El conflicto arancelario entre ambos países se inició en 2012, cuando Colombia empezó a aplicar aranceles del 10 % a los calzados y textiles y un cargo de 5 dólares por cada contenedor procedente de la panameña Zona Libre de Colón (ZLC), por lo que Panamá acudió a la OMC, cuyo fallo fue apelado por Colombia, aunque sin éxito.

Colombia había solicitado un plazo de 12 meses para implementar las recomendaciones y resoluciones del Órgano de Solución de Diferencias, que adoptó los informes en junio. El país andino argumentó que, dado que la medida busca combatir el lavado de activos, no podría simplemente retirar el arancel compuesto y tenía que adoptar dos tipos de respuestas: una modificaría el arancel y la otra introduciría mejoras a los sistemas y procedimientos de control aduaneros de Colombia. Panamá, por su parte, alegó que el plazo propuesto por Colombia era excesivamente largo y que no había justificación para un periodo de implementación más largo que 66 días. El Gobierno colombiano sustituyó el pasado 2 de noviembre el arancel por dos decretos que, según dice , cumplen el fallo de la OMC y que, en opinión de Panamá, endurecen el control aduanero y suponen nuevas restricciones al acceso en el mercado colombiano de vestido y calzado reexportado por la ZLC.