Escrito por el

EFE | El Puerto de Barcelona se ofrece a Panamá como la entrada al Mediterráneo europeo y fuente de intercambio de conocimiento y tecnología para el desarrollo logístico panameño, afirmó hoy su presidente, Sixte Cambra.

El representante de la terminal catalana, junto con el consejero de Territorios y Sostenibilidad del Gobierno de Cataluña, Josep Rull, encabezan una misión empresarial que comenzó hoy un encuentro con sus pares panameños, empresarios y funcionarios, para sentar las bases de un amplio acuerdo de cooperación e intercambio.

Los cerca de 60 representantes de instituciones y empresas de Barcelona arribaron el domingo a territorio panameño y visitaron la ampliación del Canal de Panamá, mientras hoy celebraron un encuentro en el que intercambiaron experiencias sobre el desarrollo portuario catalán y su capacidad logística, detalló Cambra en rueda de prensa.

Precisó que también sostendrán un encuentro entre funcionarios catalanes y de la Autoridad Marítima de Panamá para conocer con "más profundidad" los planes de desarrollo logístico y de servicios marítimos que tienen los panameños, y "en que manera podemos colaborar" para luego definir un "amplio acuerdo de cooperación".

"No es casualidad que el XIX viaje empresarial al exterior del Puerto de Barcelona, a petición del sector privado, sea a Panamá, esto en función del potencial que tiene el país tras la ampliación del canal y su función estratégica para el intercambio comercial", reseñó Cambra.

La visita, que se prolongará hasta el miércoles próximo, incluye al menos 150 citas de negocios, previamente concertadas, entre empresas catalanas y panameñas, "en busca de cimentar relaciones y posibilidades de inversión", apuntó.

En tanto, Rull destacó que el gobierno catalán busca "la puesta en valor de la admiración y el orgullo que siente Cataluña por Panamá, por esa obra extraordinaria que es la ampliación del Canal de Panamá, una apuesta clave y fundamental para el desarrollo del comercio mundial".

"Es la gran obra del siglo XXI y nosotros queremos abrir las puertas de Barcelona a Panamá, porque es el punto más importante de acceso al Mediterráneo europeo para panameños y el resto de latinoamericanos, además que tenemos que aprender muchas cosas de Panamá", manifestó el funcionario español. Rull recordó que Barcelona no solo brinda su experiencia portuaria, sino también en la operación del Metro de Panamá y la fabricación de las locomotoras de Alstom en su planta catalana, por lo que sostuvo que los vínculos a futuro son promisorios.

En tanto, el ministro panameño de Asuntos Marítimos y administrador de la Autoridad Marítima de Panamá, Jorge Barakat, resaltó que este lunes los sectores privados panameño y catalán firmaron tres acuerdos de cooperación técnica en consolidación de carga, manejo adecuado de mercancías y cumplimiento de los acuerdos internacionales de transporte marítimo.

Barakat invitó en la misma rueda de prensa a Cambra a continuar las conversaciones para definir "las líneas de acción" para firmar posteriormente "un amplio acuerdo de cooperación bilateral", luego de que los catalanes conocieran "la seguridad y eficiencia" de la operación del Canal de Panamá.

La misión empresarial del Puerto de Barcelona se trasladará el próximo miércoles a Cuba para visitar La Habana, compartir su experiencia sobre como repotenció el Puerto Viejo de Cataluña hace 24 años y recorrer el puerto de Mariel. "Queremos ofrecer nuestra experiencia a Cuba, que tiene un enorme potencial a futuro de cara al comercio mundial, y suscribir acuerdos de cooperación", apuntó Cambra.

Por su lado, Rull dijo que con Cuba los catalanes mantienen una colaboración en el tratamiento de aguas residuales y en el sector construcción.